Galicia eleva a leyenda al Sandero

Por segundo año consecutivo los gallegos han convertido al Dacia Sandero en el coche más vendido de nuestra comunidad con 1.437 unidades en el 2018, que ponen al «low cost» del grupo Renault por delante de otros modelos que triunfan en españa, como el Seat León, el Ibiza o el Clio. ¿Qué tiene el sencillo Sandero para conquistar los corazones de los gallegos?


El Sandero es un coche de 4,09 metros de longitud que compite contra rivales clásicos de los urbanos como el Seat Ibiza, Renault Clio, Citroën C3, Peugeot 208, Opel Corsa, Ford Fiesta o Hyundai I20, pero lo hace con una perspectiva de coche más sencillo, práctico, utilitario, polivalente y económico.

Sea porque los gallegos somos más racionales a la hora de realizar nuestras compras, o porque miramos más el euro, lo cierto es que las ventas del Sandero se han disparado en nuestra comunidad en los últimos años, por delante de la competencia con modelos de más relumbrón y acabados más sofisticados.

El Sandero, eso sí, no renuncia a la moda imperante en España, la de los SUV o crossover, y en este caso, con una versión llamada Stepway, se convierte en un coche capaz de aventurarse por pistas de tierra y caminos, eso sí, sin disponer de tracción a las cuatro ruedas.

Pero a cambio, con un tamaño que le hace desenvolverse además muy bien por las ciudades, el Sandero ofrece un generoso espacio a las cinco plazas de que dispone, sobre todo a las traseras; puede modular su capacidad de maletero, al que se accede por un cómodo portón, abatiendo el respaldo de los asientos traseros, y consume muy poco con motores Renault archiprobados como los dCi de 75 y 90 caballos, con medias cercanas a los 4 litros a los 100 kilómetros.

El Dacia Sandero es un coche práctico y sobre todo económico, ya que con un precio que parte desde 7.800 euros (aunque la mayoría de las ventas se hacen en acabados superiores en torno a los 10.000) no tiene rival entre los de su tamaño, todos ellos con precios de partida desde los 12.000 euros en versiones básicas. De hecho, por precio, el Sandero se coloca a la altura de los coches de 3,5 metros de largo, mucho menos prácticos y capaces. El precio más alto de la gama es el del Sandero dCi de 90 caballos en acabado Laureate, por solo 12.030 euros

Contra lo que pueda parecer, a pesar de ser un modelo que se adapta muy bien a las necesidades de los gallegos que viven en zonas rurales, el Sandero también tiene su público en las grandes ciudades (A Coruña y Vigo son sus dos mejores caladeros de clientes) y entre el público que lo escoge hay muchos jóvenes. Así nos lo explicaba Ramón Alonso desde el concesionario Rodosa en Vigo: «Creo que el cliente del Sandero busca ante todo una solución a su movilidad y hace una compra más racional, pero gusta mucho a los jóvenes también. Se beneficia además de venderse en las mismas concesiones de Renault y muchas veces entran y les llevamos a ver el Clio, pero acaban llevándose el Sandero. Y tampoco lo compran por ser barato, ya que la mayoría de las ventas son de coches más equipados en torno a los 10.000 euros».

LOW COST PERO MENOS

Dacia ha dado un salto cualitativo en los últimos años en sus productos, lo que ha elevado el aspecto de los mismos con más equipamiento, ya que no faltan ni navegador ni climatización en las versiones más altas del Sandero, que también dispone de asientos de cuero, sensores de aparcamiento con cámara, faros antiniebla, llantas de aleación de 15 pulgadas o volante de cuero.

De todas formas no se vayan a creer que el fenómeno Sandero es exclusivo de Galicia, ya que en el resto de España también participa de este éxito al haberse colocado como cuarto modelo más vendido en el 2018 tras los Seat León e Ibiza y el Nissan Qashqai.

La revolución del low cost gallego ha puesto de moda al Sandero, la razón impera sobre la pasión.

Aclarado el extraño caso del Suzuki Jimny en Lugo

Analizando los coches más vendidos el pasado año en cada una de las cuatro provincias gallegas, y dando por descontado que el Dacia Sandero es el más vendido en conjunto, encontramos un caso insólito en la provincia de Lugo.

En ella el coche más vendido el pasado año fue el Suzuki Jimny con 432 unidades, muy por delante de otros modelos habituales en los puestos de cabeza, como el Seat León, el propio Sandero o el Volkswagen Golf.

El Jimny es un atractivo y pequeño crossover del especialista japonés con 3,84 metros de longitud, un motor 1.5 litros de gasolina, con 102 caballos y tracción 4x4, que se vende a un precio desde 17.000 euros. Ante lo insólito de la estadística lucense, ya que el modelo ha vendido en toda España 812 unidades (por tanto más de la mitad de ellas en Lugo) hemos averiguado, a través del concesionario de la marca en esa provincia, que se trata de una única operación de venta de flotas al grupo Monbús, aunque su destino final fue la Junta de Castilla y León. Por tanto, el más vendido a particulares en Lugo fue el Seat León.

Al margen del expediente Jimny aclarado en Lugo, vemos que el Seat León le ha disputado el título al Sandero en la mayoría de las provincias, siendo el favorito en Ourense, mientras que Renault Clio y Peugeot 308 también han estado entre los más demandados.

Sin duda el efecto Sandero es muy notable y definitorio de la diferenciación entre los gallegos y el resto de los españoles, a los que les gustan más los dos modelos compactos de Seat, el León y el Ibiza.

Galicia creció en ventas un 7 % en 2018, lo mismo que España

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Galicia eleva a leyenda al Sandero