Esta copa te va a sentar muy bien

Es económica, cómoda, ecológica, y dicen quienes la prueban que solo tiene ventajas para la salud. La copa menstrual, el sustituto ecológico de compresas y tampones, ya es la opción elegida por miles de mujeres que han dicho adiós al gasto y las molestias de los métodos tradicionales.

.

Se coloca fácilmente y se ha convertido en una revolución entre las mujeres, sobre todo las más jóvenes, que han visto en este sistema una forma de ahorrar y, al mismo tiempo, de ser más coherentes con su preocupación por el futuro del planeta. Y es que, como explican de la empresa Irisana, quienes la prueban descubren que todas son ventajas. «La copa menstrual es el sustituto ecológico de compresas y tampones. No altera el ph vaginal y ayuda a que nuestra flora bacteriana natural nos proteja de agresiones externas, irritaciones alérgicas, molestias, picores, sequedad, etc...». Esta opción, cada vez elegida por más mujeres, es un método de recogida, no absorbe, por eso «nos permite tenerla colocada más tiempo que una compresa o tampón, y de una manera que es mucho más higiénica, aunque no lo parezca, porque el flujo no está en contacto con las paredes vaginales», explica.

 Los avances

La copa menstrual es un invento que surgió a finales del siglo XIX, pero que en su momento no fue adelante porque no existían los materiales adecuados. Ahora, la investigación ha encontrado opciones como la silicona platino, que utiliza la Iriscup y es «la última generación en siliconas médicas». Es completamente inerte y no libera ningún tipo de residuo ni interviene para nada en el medio en el que está. «Es el material más seguro que puedes utilizar». Además, la Iriscup está certificada con la ISO 10993 de biocompatibildad, «lo que quiere decir que no produce sensibilización alérgica, irritación de la mucosa vaginal, ni es citotóxica». Es una silicona muy flexible, suave, muy fácil de insertar y de sacar y completamente ergonómica.

Además de las ventajas económicas y ecológicas, los expertos comienzan ya a subrayar las virtudes de este método en relación con la salud. Este método, además, resulta más cómodo para practicar deportes, incluso acuáticos, ya que no se empapa.

Hasta 12 horas

Si la comparamos con los métodos tracionales, la copa menstrual puede aguantar hasta cuatro horas más que los primeros, y se puede llevar puesta hasta un máximo de 12 horas. Después de ese periodo es recomendable lavarla y volver a introducirla. «Para higienizarla, se recomienda hervirla el primer día, antes de ponértela, y el último, para guardarla limpia para el mes siguiente. En el día a día, con agua y jaboncito neutro es más que suficiente».

Desde Irisana se dedican también a la formación y han constatado que este nuevo sistema es cada vez más conocido, «pero hay un porcentaje amplio de la población que no sabe lo que es, y esa falta de información genera mucho tabú. Muchas chicas piensan que va a ser incómodo y difícil de cambiar, pero la gente que la prueba ya no la deja de usar. Te das cuenta de que es más higiénico y cada vez más profesionales de la salud lo recomiendan como un método natural y más acorde con nuestro ph y nuestro cuerpo».

Votación
0 votos
Comentarios

Esta copa te va a sentar muy bien