¿Otra vez Melanie y Don Johnson?


JUEVES

El doble de Lennon

Cuando yo conocí a Yoko Ono llevaba muchísimos años viuda de John Lennon, pero siempre estaba acompañada por un chico, copia exacta del que fue su marido, que se sentaba frente a ella sin pronunciar palabra prácticamente durante todo el día. Nunca jamás se lo presentó a nadie, ni a mi. Ella era la presidenta de la Fundación Lennon. Yoko tenía un doble, mudo pero doble. 

Iman, la famosa modelo etíope, se ha quedado viuda de David Bowie. Y como toda viuda rica y famosa salió a pasear por Nueva York, donde vive, vestida de riguroso negro, con gafas oscuras, pieles, taconazos y un perrito blanco y negro. Hasta ahí, nada anormal, si no es porque el animalito tiene la misma mirada que su difunto marido. El cantante tenía un ojo de un color diferente al otro. El perro también. Los dos con un problema de asimetría en las pupilas. Se ignora si el perrito va a estar presente en el homenaje que Lady Gaga va a hacerle a David Bowie en la entrega de los Grammy dentro de unos días. 

De momento Tania Llasera ha puesto a su hijo de nombre Pepe Bowie. No hago comentarios al respecto, porque no me encuentro con la serenidad suficiente como para opinar. Lo dejo a la consideración de los lectores.

VIERNES

Melanie no para

Me dicen que Melanie Griffith no para. Que sale sin descanso, bien acompañada de su hija Stella del Carmen, o por su hija Dakota, que está triunfando como actriz. Esta es hija de Don Johnson, con el que Melanie estuvo casada en dos ocasiones. Se conocieron, ella con catorce años y él con veintidós. Y se han vuelto a reencontrar. Y se ven. Y salen a cenar. Y posan sonrientes junto a su hija. Y como no hay dos sin tres, pues entra dentro de lo posible que se vuelvan a casar. 

Las fotografías de la celebración del cumpleaños de Kiko Rivera, antes Paquirrín, no tienen desperdicio. El festejado, delante de dos enormes paellas, dos personas de servicio con cara de resignación;  la prima y una acompañante, con complejo de famosas por lo de las gafas oscuras, y luego una legión de amigotes con cara de tener mucho apetito. La Pantoja no sale en la foto. La ha colgado en sus redes sociales. 

SÁBADO

No hablo de los Goya

¿Qué esperan mis lectores?. ¿Qué hable de los Premios Goya? Pues ya lo he hecho y no voy a volver sobre ello. Lo dicho, dicho está y lo escrito también y los lectores de la Voz lo tienen en Hoy Corazón. Ya no digo más. 

Bueno, algo, si. Los zapatos de Paz Vega eran tan altos y con tanta plataforma que no parecía ella. La falta de calcetines en los slippers de Aldo Comas, marido de Macarena Gómez, eran de difícil explicación. Los años no perdonan y las propuestas de las pasarelas no son aplicables para todas las edades, en este caso en invierno, sobre todo si se acude a cuerpo y con una bufanda, que no estola, de Miguel Marinero de renard azul, por otra parte preciosa. La camisa de esmoquin de Albert Rivera debía de ser prestada. No entiendo por qué, el que va siempre vestido de camarero, se disfrazó en esa ocasión de maitre d?hotel. Pablo Alborán llevaba un esmoquin impecable y una bonita botonadura. La parte delantera del traje de Isabel Preysler era mejor que la parte de atrás, con un escote poco favorecedor, al menos en foto y cámara. 

DOMINGO

Genoveva no se casa

Genoveva Casanova siempre tiene algo que contar, siempre que está delante de un micrófono, cuando presenta  o amadrina algo por lo que la pagan. Ahora la mexicana piensa que no se va a casar, que no va a vivir junto a su actual pareja, porque ella es muy clásica, muy señora y muy tradicional. Se casó en el año 2.005 y se separó dos años más tarde. Sus hijos habían nacido en el año 2.001. Debe ser que lo tradicional es diferente en su país que en el nuestro. No pasa nada, pero tampoco se puede ir de estupenda y maravillosa  por la vida, porque ella se lo adjudique a sí misma. 

Su ex marido, hoy además duque de Arjona, está mejorando de la intervención quirúrgica que le ha practicado el doctor Enrique Moreno en la Clínica de La Luz. Allí ha sido visitado por parte de sus hermanos. Visiblemente más delgado llegó a Sevilla para pasar unos días en el campo, que le correspondió en la herencia de la Duquesa de Alba. 

LUNES

Ana se enfada

Ana Obregón está encendida. Se ha enfadado, porque no se le ha comunicado directamente que su hijo Alex Lequio va a tener un hermano, y se ha enterado por medio de un reportaje en una revista. No me había parado nunca a pensar si el padre o la madre de un hijo, tienen que comunicar a la madre o al padre que van a ser padres de nuevo con otra pareja. Un lío. 

Rara es la semana en la que no aparece alguien diciendo que es hija o hijo de un personaje siempre muerto, siempre rico, algunas veces famoso y fundamentalmente con parientes muy famosos. Ahora le ha tocado el papel al rey Alberto de los Belgas. Delfphine Bödel siempre tuvo un padre. Hace tiempo que lucha por anular ese parentesco y que se le declare hija del Rey emérito. Cuenta para ello con el beneplácito de su madre la baronesa Sybille de Selys Longchamps, que confiesa que tuvo una «corta pero intensa» aventura con el marido de Paola de Bélgica. Lo curioso es que esta historia no interesa en la prensa belga. Solo se analiza desde el aspecto jurídico. 

MARTES

El baile de la ópera

El Baile de la Ópera de Viena es, junto al Concierto de Año Nuevo, uno de los acontecimientos más importantes de centroeuropa y de Austria en particular. Siempre se invita a un personaje central famoso. Esta vez lo han hecho con el actor francés Alain Delon. Ahora se ha anulado tal comparecencia, aduciendo que su estado de salud no es el mejor para viajar. Tiene ochenta años y un problema de corazón que tiene que cuidar. Su hijo Anthony lo va a representar. Se lo ha pedido Florian Wess, el famoso diseñador alemán.

MIÉRCOLES

La reboda 

Se publica un amplio reportaje sobre la boda religiosa de Chyntia Rossi y Martínez-Bordiú con el doctor Benjamín Rouget en la estación de esquí francesa de Val d? Isére. Con un traje precioso de guipur, realizado por Pronovias se casó por la iglesia esta vez. El novio se vistió con un traje y corbata roja de Hermés a juego con sus calcetines. Muy guapa, también de Pronovias, fue Carmen Martínez-Bordiú y fantástica la duquesa de Franco, muy elegante y muy bien interpretada para una estación alpina. A sus ochenta y muchos años es un prodigio de la naturaleza. 

Lo de Octavio Aceves no tiene desperdicio. A propósito de que Rappel está concursando en Gran Hermano VIP, el vidente argentino arremete contra su compañero de profesión, se autodeclara más famoso que él y llama a Rappel «tendero». También, entre las perlas que suelta, dice que la reina Doña Sofía le «copió» en un examen de parapsicología oriental y que fue el modelo más famoso de Francia, porque tenía un amante fotógrafo en París. Me dan pena sus declaraciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

¿Otra vez Melanie y Don Johnson?