Cuenta atrás para el permiso

Josemi Rodríguez-Sieiro

EXTRA VOZ

Jorge Zapata

31 may 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

JUEVES

La comunión

El rey Don Juan Carlos se ha convertido en un asiduo a las corridas de toros, ahora que sus obligaciones son menores. En la Plaza de Las Ventas ha estado con su hija la infanta doña Elena, que ya no ocupa el palco real, con sus amigas, como antaño. Se ha sabido que la infanta doña Leonor recibió de sus padres los reyes una perrita, cachorro de schnauzer, a la que la princesa de Asturias  ha puesto el nombre de Sara. La infanta doña Cristina y su hija Irene Urdangarin han pasado unas horas en Madrid, después de haberse trasladado desde Ginebra para asistir al almuerzo con el que celebraron la Primera Comunión de doña Leonor. 

VIERNES

Las fotos

He visto las fotografías de la Primera Comunión de la infanta doña Leonor en el reportaje de la revista Hola. Como monárquico no me ha gustado demasiado que haya recibido el sacramento de la Comunión con otras niñas, por muy compañeras de estudios que sean. La futura reina de España no es una persona corriente. Opino que debían de haber seguido la norma de los hijos de los anteriores reyes. Una ceremonia normal, en un jardín de Zarzuela con luz y taquígrafos, rodeada de su familia y como testigos mudos todos los españoles. Todas las cosas importantes de la Princesa de Asturias hacen parte de la Historia de España. Doña Leonor no va a ser ni funcionaria, ni notaria, ni ingeniero agrónomo, ni abogada del estado... va a ser la Reina de España. 

Y no sigo, porque podría no parar!. 

SÁBADO

«En el candelabro»

Sofía Mazagatos vuelve a estar «en el candelabro». Va a protagonizar el papel más importante de su vida, que es el de ser madre. Ha decidido serlo en solitario. Tal vez cansada de esperar a un «príncipe, no necesariamente azul», ha tomado su camino sin necesidad de nadie. No quiere conocer de antemano el sexo del bebé, porque no le importa más que la salud de lo que espera. Sus últimos acompañantes, novios o parejas no le han aportado la estabilidad que ella esperaba.