Aragonès, cuatro horas en la cárcel para allanar el pacto de investidura

Redacción LA VOZ

ESPAÑA

El candidato de ERC y Oriol Junqueras mantuvieron un encuentro en Lledoners con Jordi Sànchez y Elsa Artadi

28 abr 2021 . Actualizado a las 09:42 h.

Una sala destinada a los vis a vis, sin vidrio de por medio, acogió este martes la que ya se conoce como la cumbre de Lledoners, la reunión más relevante mantenida hasta la fecha por los equipos negociadores de ERC y Junts para desencallar la investidura catalana. Por la parte de ERC, estaban presentes los dos máximos dirigentes del partido, Pere Aragonès y Oriol Junqueras (en prisión), y el jefe de filas republicano en el Parlamento, Josep María Jové. Por la parte de Junts, el secretario general, Jordi Sànchez (preso), además de Elsa Artadi, llamada a ser la número dos del Gobierno, y Josep Rius, hombre de confianza de Carles Puigdemont. Salvo el expresidente de la Generalitat, estaban todos los pesos pesados del independentismo. La reunión duró casi cuatro horas. Aragonès, Jové, Artadi y Rius salieron juntos sin hacer declaraciones. Ambas formaciones pactaron un comunicado conjunto, según el cual «se conjuran a continuar trabajando para hacer un Gobierno independentista liderado por Pere Aragonés, que dé respuesta al mandato electoral del 52 % de los votos» obtenido el 14 de febrero. En el comunicado «valoraron positivamente» el encuentro.

Todas las partes habían avisado que no se esperaba ninguna decisión definitiva y así fue. Aunque la propia celebración de la reunión ya supone un avance en las negociaciones dado que por primera vez se implicó el candidato a la investidura y se puso sobre la mesa el reparto de las consejerías y la planificación de cómo debería ser un Gobierno de coalición.

La entrada de Aragonès en prisión para reunirse con Sànchez fue, además, un gesto hacia los de Puigdemont, empeñados en que no se pase página del procés.

El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, calificó la reunión en Lledoners de «escenificación para recordar quién manda». Su compañera Lorena Roldán e Ignacio Garriga (Vox) consideraron «bochornoso» que ERC y JxCat se reúnan en la cárcel. 

«Bochornoso»

El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, calificó el encuentro en Lledoners de «escenificación para recordar quién manda», y cree que no servirá para nada. Su compañera Lorena Roldán y el líder de Vox en el Parlamento, Ignacio Garriga, consideraron «bochornoso» que ERC y JxCat vayan a reunirse en la cárcel.