Moncloa apuesta por su cantera en Madrid con Reyes Maroto para repetir el efecto Illa

La ministra amplía el posible desembarco desde del Gobierno en Madrid tras la incorporación de la ex secretaria de Estado de Migraciones Hana Jalloul y la ex secretaria de Estado para el Deporte Irene Lozano

La número dos de la candidatura del PSOE a la Comunidad de Madrid, Hana Jalloul, fue secretaria de estado de Migraciones
La número dos de la candidatura del PSOE a la Comunidad de Madrid, Hana Jalloul, fue secretaria de estado de Migraciones

Madrid / La Voz

La designación de la ministra Reyes Maroto como hipotética vicepresidenta económica de un Gobierno socialista en la Comunidad de Madrid deja claro una vez más que el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, está dispuesto a asumir el protagonismo y apostar fuerte en unos comicios en los que, a dos días de que comience la campaña, la mayoría de los sondeos adjudican una ajustada mayoría absoluta a la suma del PP y Vox, con la incógnita de si Ciudadanos entrará o no en la Asamblea regional. De esta última incógnita dependen todos los cálculos. La opción de Pedro Sánchez de prescindir de una de sus ministras para reforzar la candidatura del PSOE en Madrid replica la estrategia de designar al extitular de Sanidad, Salvador Illa, como candidato a la presidencia de la Generalitat, aunque en este caso Maroto no irá en la lista ni tiene intención de dejar el ministerio hasta tener asegurado su nuevo cargo.

Pero el anuncio constata también que la candidatura de Gabilondo está controlada desde la Moncloa, después de que la exsecretaria de Estado de Migraciones Hana Jalloul y la exsecretaria de Estado para el Deporte Irene Lozano se incorporaran a lista electoral del cabeza de cartel socialista. La elección de Maroto, con un perfil técnico y moderado, como hipotética vicepresidenta de Madrid, emula también la estrategia de Sánchez en las pasadas elecciones generales, cuando, ante la evidencia de que solo podría gobernar pactando con Unidas Podemos, envió un mensaje de moderación y ortodoxia económica a los votantes anunciando por adelantado que su vicepresidenta sería Nadia Calviño. Maroto podría enfrentase sin embargo, en caso de que la izquierda obtuviera mayoría, a la misma disyuntiva que afectó a Calviño cuando Pablo Iglesias exigió a Sánchez una vicepresidencia jerárquicamente superior a la ministra de Economía para firmar el pacto de un Gobierno de coalición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Moncloa apuesta por su cantera en Madrid con Reyes Maroto para repetir el efecto Illa