El jefe del Ejecutivo marroquí elude hablar de Ceuta y Melilla en el Congreso de Rabat

Solo el portavoz de Istiqlal recordó en tono conciliador el fuerte apego a la marroquinidad de las dos ciudades autónomas españolas

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, y el primer ministrode Marruecos, El Otmani, el pasado enero
La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, y el primer ministrode Marruecos, El Otmani, el pasado enero

Rabat

El presidente del Gobierno marroquí, Saadedín Otmani, eludió ayer la cuestión de Ceuta y Melilla en el Congreso de su país, en su primera intervención pública después de la polémica suscitada por una entrevista en la que reclamó la soberanía marroquí de ambas ciudades.

La sesión parlamentaria estaba destinada a un «balance diplomático sobre la cuestión nacional» [el Sáhara], después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconociese la soberanía marroquí sobre el Sáhara.

En ningún momento Otmani hizo alusión al revuelo generado en España por sus declaraciones sobre Ceuta y Melilla, que ocasionaron una llamada a la embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, para que diera explicaciones por las palabras de su jefe de Gobierno. Solo el portavoz del grupo parlamentario del Istiqlal, Alal Lamraoui, se refirió a Ceuta y Melilla al recordar «nuestro fuerte apego a la marroquinidad de Ceuta y Melilla, que debe darse en el marco de un diálogo sincero y responsable y en las circunstancias adecuadas [...], de forma que fortalezca nuestra relación de amistad estratégica con España». El tono del Istiqlal llama la atención por su carácter conciliador, ya que este partido siempre usa un tono más reivindicativo en relación a las dos ciudades españolas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El jefe del Ejecutivo marroquí elude hablar de Ceuta y Melilla en el Congreso de Rabat