El 30 % de etarras acercados por el Gobierno de coalición tienen delitos de sangre

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Homenaje en Oñate al etarra Xabier Ugarte, uno de los secuestradores de José Antonio Ortega Lara
Homenaje en Oñate al etarra Xabier Ugarte, uno de los secuestradores de José Antonio Ortega Lara Gorka Estrada | EFE

Desde junio del 2018 se han autorizado 121 traslados a cárceles cercanas al País Vasco

07 dic 2020 . Actualizado a las 12:31 h.

El 30% de los 108 presos de ETA que han sido trasladados por el Gobierno de Pedro Sánchez tienen delitos de sangre, por lo que en cárceles lejos del País Vasco continúan aún históricos dirigentes de la banda terrorista como Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote', que se encuentra en la cárcel de Huelva; Juan Antonio Olarra Gudiri y Ainhoa Mujika, en Granada; o los autores de algunos de los últimos atentados con víctimas, como el de la T-4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, Igor Portu (en Córdoba) y Martín Sarasola (Jaén), según los datos recopilados por Europa Press.

Desde el primer Gobierno de Sánchez en junio del 2018 se han autorizado 121 traslados que se corresponden a movimientos de 108 etarras --algunos más de una vez--, de los que 33 tienen delitos de sangre, según los datos recopilados por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), muy crítica con estos acercamientos porque en la primera legislatura el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, les aseguró que serían puntuales.

Los últimos seis etarras fueron trasladados el pasado viernes, entre ellos Jon Igor Solana Matarrán, integrante del comando Andalucía que asesinó en el año 2000 al concejal José Martín Carpena en Málaga, al fiscal Luis Portero en Granada y al médico Antonio Muñoz Cariñanos en Sevilla. En torno al 60% de los algo menos de 200 presos de ETA han sido ya movidos de prisión.