El Supremo inhabilita a Quim Torra por su «contumaz» desobediencia

R. Gorriarán, M. Saiz-Pardo MADRID / COLPISA

ESPAÑA

David Zorrakino | Europa Press

La Sala de lo Penal confirma la condena de año y medio al considerar como hecho probado que el dirigente independentista desobedeció a la Junta Electoral Central. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha declarado efectiva la inhabilitación desde hoy mismo

28 sep 2020 . Actualizado a las 21:02 h.

Quim Torra consiguió pasar a los anales de la épica independentista como un presidente de la Generalitat de Cataluña castigado por el Tribunal Supremo de España. Los cinco magistrados de la Sala Segunda ratificaron este lunes por unanimidad la sentencia de un año y medio de inhabilitación para cargo público y una multa de 30.000 euros dictada por el Tribunal Superior de Cataluña por desobedecer una orden de la Junta Electoral Central de retirar una pancarta solidaria con los presos del procés en la campaña de las elecciones generales de abril de 2019. El gesto de rebeldía quedó además descafeinado porque al final ordenó quitarla pero el plazo había vencido.

Torra ya no es el «molt honorable president». Los independentistas ya se refieren a él como el 131.º presidente de la Generalitat en su ‘sui generis’ contabilidad de los gobernantes catalanes. El Tribunal Superior de Cataluña tardó apenas hora y media en hacer efectiva la sentencia del Supremo, y el condenado no jugó esta vez al regate corto y asumió la pena.

Un escenario previsto pero que no por ello arroja certidumbre sobre el minado tablero político catalán. Habrá elecciones anticipadas, correspondía convocarlas en diciembre de 2021, pero no se sabe cuándo. Lo más probable es que se celebren el 31 de enero o el 7 de febrero próximos, según las cábalas soberanistas. Las presiones de PSOE, PP y Ciudadanos para que sean inmediatas se quedarán de nuevo en un intento melancólico, salvo que haya un giro copernicano en los planes independentistas.