El Gobierno admite que vetó la presencia del rey en Barcelona por la «inminencia» de la sentencia contra Torra y del 1-O

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ESPAÑA

Pool | Europa Press

El ministro de Justicia llama a «bajar la tensión» tras los últimos roces surgidos entre Moncloa y Zarzuela

28 sep 2020 . Actualizado a las 10:40 h.

No fueron solo razones de seguridad. El Gobierno vetó la presencia del rey en la entrega de despacho a los nuevos jueces celebrada el pasado viernes en Barcelona por la «inminencia» de la sentencia que, con toda probabilidad, inhabilitará a Quim Torra, y también por la proximidad del 1-O, una fecha simbólica para el independentismo por coincidir con la celebración del referendo ilegal que acabó con la declaración de independencia por parte del Parlamento autonómico.

Así lo admitió este lunes el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en los micrófonos de RNE, en donde también reconoció que desde el Ejecutivo se pusieron en contacto con el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, para posponer la entrega de despachos a la nueva promoción de jueces, algo a lo que el presidente del Tribunal Supremo se negó.

Campo fue cuestionado sobre si se había abierto «un frente de tensión» entre el Gobierno y la Casa Real tras la llamada de Felipe VI a Carlos Lesmes para transmitir que le hubiese gustado estar en la ciudad condal, un acontecimiento reprobado con severidad por parte del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y especialmente del ministro de Consumo, Alberto Garzón, acusando al jefe del Estado de maniobrar en contra del Ejecutivo. «Yo quisiera bajar la tensión. No hay ningún frentismo con la Casa Real, en absoluto. Lo que ha habido son una serie de atenciones que cada uno podemos poner el acento donde le interese». 

«Es verdad que el rey este año no ha ido (a Barcelona). Creo que había razones que cualquier ciudadano puede entender, no solo ya por la idea de seguridad del monarca, no, no está ahí el acento, es elementos de la convivencia», dijo Campo, que, invitado a concretar su respuesta, admitió que en la decisión había pesado más «la inminencia de la sentencia, la inminencia del 1 de octubre», para a continuación cargar contra el CGPJ, lamentando que no hubiera accedido a posponer el acto.

Castells: «Garzón tiene derecho a dar su opinión»

Las graves acusaciones de Garzón contra el titular de la Corona motivaron que desde la oposición se exigiera la dimisión o directamente el cese del ministro de Justicia. Este lunes salió en su defensa su compañero de Unidas Podemos Manuel Castells. El ministro de Universidades afirmó en TVE que Garzón «no debe dimitir, tiene derecho a dar su opinión, y es distinta la posición del Gobierno como Gobierno, que la establecerá el Consejo de Ministros, y sobre todo representada por el presidente».

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, en un acto en Barcelona

Felipe VI, al presidente del Poder Judicial: «Me hubiera gustado estar en Barcelona»

Fran Balado

El Gobierno privó ayer a Felipe VI de estar presente en Barcelona para, como era habitual, presidir la entrega de despachos a los nuevos jueces. Sin embargo, al rey «le hubiese gustado» no faltar a una cita con la que viene cumpliendo desde que se hizo con la jefatura del Estado. Así se lo transmitió mediante una llamada al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, según este, nada más escuchar el discurso pronunciado por la cabeza visible del órgano de gobierno de los jueces en el que afeó la decisión tomada por el Ejecutivo.

Seguir leyendo