Urdangarin se prepara ya para su primer permiso y puede pasar la Navidad en casa

El jueves cumple la cuarta parte de su con denade cinco años y diez meses de prisión  y ya puede solicitar salir hasta 36 días al año

Urdangarin podrá pasar la Navidad en casa
Urdangarin podrá pasar la Navidad en casa

Madrid / Colpisa

Iñaki Urdangarin ya ha pasado lo peor de su estancia en prisión. El marido de la infanta Cristina, explican en la cárcel abulense de Brieva en la que sigue siendo el único recluso varón, está más animado que nunca, sabedor de que, si nada se tuerce, está a punto de disfrutar sus primeros permisos de salida. Podría, incluso, pasar ya estas Navidades con Cristina de Borbón y sus cuatro hijos si así lo solicita en los próximos días.

El jueves, Urdangarin, en prisión desde el 18 de junio del 2018, llegará a una fecha ansiada por todos los internos del sistema penitenciario español al cumplir la cuarta parte de su condena de cinco años y diez meses de prisión por el caso Nóos. Ese hito, legalmente, abre a Urdangarin, como a cualquier otro preso clasificado en segundo grado, la puerta a reclamar y conseguir hasta 36 días de permiso al año. Eso sí, divididos en períodos de 18 días por semestre y estancias no superiores a una semana, según establece el artículo 154 del reglamento penitenciario.

Cumplir la cuarta parte de la condena es condición insoslayable para gozar de estos permisos, pero no es la única. No obstante, nadie en Brieva tiene la más mínima duda de que el cuñado del rey Felipe VI cumplirá las otras premisas que exige la legislación penitenciaria para salir a la calle. 

Requisitos

Esos requisitos son que no se observe en él una mala conducta; que no sea probable que el preso quebrante su condena (o sea, que utilice el permiso para escapar); que no sea previsible que aproveche sus salidas para cometer nuevos delitos; o que esos permisos tengan una repercusión negativa en el programa de tratamiento o reinserción que sigue.

En cualquier caso, será el denominado equipo técnico de la cárcel abulense el encargado de analizar esos riesgos y de emitir un informe que, no obstante, no será vinculante para la junta de tratamiento, que será la que en última instancia aprobará esos permisos (si son de un máximo de dos días) o para el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria (que debe dar el visto bueno a salidas de más tiempo). Si Urdangarin, tal y como se espera, intenta pasar sus primeros días en la calle esta Navidad deberá pedir disfrutar de los permisos cuanto antes, ya que si la prisión rechazara concedérselos la decisión se demoraría hasta que el juzgado de vigilancia resolviera un hipotético recurso.

En ese informe clave para el equipo técnico, explican responsables penitenciarios, sin duda pesará, y mucho, el programa de voluntariado que Urdangarin desarrolla desde el 19 de septiembre en el Hogar Don Orione, en la madrileña localidad de Pozuelo de Alarcón, donde ayuda a grandes discapacitados dos días a la semana.

Más allá del revuelo mediático de los primeros días y de la oposición de la Fiscalía, que en un principio no estuvo conforme con este voluntariado, el trabajo de Urdangarin, explican fuentes de Instituciones Penitenciarias, transcurre con absoluta normalidad. Una falta de incidencias en las salidas previas a los permisos que los expertos penitenciarios valoran siempre de forma muy positiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Urdangarin se prepara ya para su primer permiso y puede pasar la Navidad en casa