Inés Arrimadas: «Pedro Sánchez se ha podemizado»

La portavoz de Ciudadanos cree que al presidente del Gobierno «le va a salir el tiro por la culata» con su apuesta por repetir las elecciones

Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos
Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos

redacción / la voz

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas (Jerez, 1981), desembarca en Galicia en pleno torbellino electoral y con los comentarios sobre la exhumación de Franco todavía chisporroteando en los medios y redes.

-Ya sé que son solo encuestas, pero los sondeos pronostican que el 10N podrían bajar de los 57 diputados actuales a 15. ¿De verdad no están preocupados?

-A nosotros siempre nos dan muy mal las encuestas y luego sacamos mejores resultados. A mí el día que las encuestas me den buenos resultados me preocuparé de verdad. Nos preocupan mucho más los españoles que las encuestas. Y sí que creo que hay un interés muy grande del bipartidismo de acabar con Ciudadanos. Ellos quieren volver al bipartidismo, repartírselo todo entre dos y apoyárselo en el nacionalismo. Pero eso tiene que hacer que la gente que quiere un cambio, la gente moderada, de centro, no se quede en casa para no darle el gusto a los bipartidistas de seguir con lo mismo: promesas incumplidas y reparto de poder solamente entre dos.

-¿No temen a la abstención?

-El problema del votante de Ciudadanos es ese. Es un votante muy crítico. Es un votante que trabaja, que paga impuestos, que son autónomos, que tienen familias... y sí que se desencantan muy rápidamente con la política. Yo les diría que entiendo su desencanto. He sido una de ellos, he trabajado más años en el sector privado que en la política y entiendo perfectamente que se desencanten, pero si no queremos tener siempre lo mismo, tenemos que cambiar lo que hacemos. Es decir, no se pueden obtener resultados distintos haciendo siempre lo mismo. No se puede tener un proyecto distinto votando siempre a los mismos. El bipartidismo ya no da para más. Y la gente moderada, reformadora, de centro, no se puede quedar en casa porque ganan los de siempre.

-¿No se arrepentirán el 10 de noviembre de no haber aprovechado la mayoría de 180 diputados que sumaban PSOE y Ciudadanos?

-Toda España sabe que Sánchez quería elecciones. Y que con sus socios preferentes, Podemos y los nacionalistas, gobiernan en todos los sitios que pueden: en Navarra, en Valencia, en Baleares... Y hasta que no se rompieron las negociaciones con Podemos a nosotros no nos preguntó ni nos pidió nada. E incluso así, nosotros pusimos encima de la mesa una solución de Estado con tres requisitos muy básicos: no subirle los impuestos a los autónomos y la clase media; un Gobierno constitucionalista en Navarra; y sentarnos para ver la respuesta del Estado a la reacción violenta de los golpistas que sabíamos que iba a haber después de la sentencia del Supremo. Pero Sánchez quería elecciones y le va a salir el tiro por la culata.

-Pero el pacto entre Sánchez y Rivera que sí fue posible en el 2016 ahora ya no es viable. ¿Por qué?

-Toda España ha visto lo que Pedro Sánchez ha hecho desde el 2016. Los pactos que ha hecho en Navarra, con Podemos, cómo se ha podemizado y ha llevado al PSOE, que es un partido fundamental en la democracia española, hacia una posición mucho más radical. Nosotros somos un partido que evidentemente sabemos pactar y ceder, pero es que con Pedro Sánchez ha sido imposible, lo ha visto toda España.

-Analizando las cifras de los sondeos, parece que construir una mayoría va a ser imposible a menos que vayamos a un pacto a tres bandas PSOE-PP-Cs.

-Cuanta más fuerza tenga Ciudadanos, más garantías hay de que vaya a haber acuerdos de Estado. Pero acuerdos de Estado de verdad, acuerdos de Estado para un pacto educativo; acuerdos de Estado para luchar contra el envejecimiento y la despoblación que tenemos en muchas partes de España, también en Galicia; un pacto de Estado de lucha contra la corrupción; pactos de Estado que le quiten la batuta a los nacionalistas para que nos centremos en el futuro de los españoles. Si Ciudadanos no tiene un peso importante vamos a tener lo mismo de siempre: el bipartidismo peleándose otra vez por Franco, por el aborto, por las cosas que evidentemente no solucionan los problemas de la gente. Un bipartidismo que llena de promesas unos territorios a los que nunca llegan. Así siempre vamos a tener una España con territorios cada vez más de primera y una España con territorios cada vez más de segunda. La única garantía de igualdad y de reformas de futuro y de desbloqueo es Ciudadanos.

-Ya que menciona a Franco, llama la atención el escaso entusiasmo con el que un partido que se proclama moderno y liberal recibe la exhumación del dictador.

-Es que recibirlo... Una cosa es el qué y otra cosa es el cuándo. Hubo un consenso de apoyar al comité de expertos que hizo un informe que decía que sí que había que sacar a Franco, que sí que había que reorientar el Valle de los Caídos, pero claro, hacerlo como se ha hecho y en período electoral, me parece que la mayoría de españoles están viendo que esto es electoralismo de Sánchez. Por tanto, nosotros estábamos de acuerdo en el fondo, en el qué, pero no en el cómo ni en el cuándo. Esto es para tapar los malos datos del paro, para tapar la falta de proyecto de Sánchez, y hacerlo en elecciones, porque no tiene ningún reparo en utilizar todo lo que tiene en su mano para hacer electoralismo me parece evidente. Utiliza la tele, utiliza el CIS, ha enchufado a 300 amiguetes en las instituciones españolas... Sánchez es electoralismo puro y duro.

-¿Pero no cree que en este punto Ciudadanos ha perdido una magnífica oportunidad de desmarcarse del PP y de Vox?

-Bueno, es que nosotros votamos a favor de la exhumación cuando se votó la propuesta del comité de expertos...

-Pero se abstuvieron cuando se llevó el decreto al pleno del Congreso...

-Porque era un real decreto de extrema urgencia, para hacerlo mal y pronto, y para sacar a Franco sin hacer el proyecto de reorientación del Valle. Nosotros estamos de acuerdo en el fondo, pero no en la manera sanchista y electoralista de hacerlo. Y creo que la mayoría de españoles están de acuerdo con nosotros. Si le preguntas a los españoles si Franco tiene que estar en un mausoleo, te dirá que no. Pero que eso tenga que ser la prioridad de un Gobierno en período electoral, pues tampoco. Se debería haber hecho con consenso, reorientando el Valle, hacerlo fuera del período electoral... Yo creo que la gran mayoría de españoles, te lo digo sincera y humildemente, están con nosotros.

-Se vio que no hubo grandes manifestaciones contra la exhumación.

-Absolutamente residuales.

-Lo que argumentan desde el Gobierno es que siempre estamos en precampaña electoral.

-Bueno, Sánchez quería repetir elecciones, eso sí es verdad. Pero el PSOE es el partido que más años ha gobernado España, no sé si todos los presidentes anteriores eran fachas por no sacar a Franco hasta que ha llegado Sánchez. En fin...

-También se argumenta que tal vez no se pudo hacer antes, que hubiera sido imposible con Felipe González...

-Hombre, a lo mejor Felipe no, pero Zapatero... Ya habían pasado unos cuantos años ¿no? Pero, en definitiva, tú le preguntas a los españoles si hay que reorientar el Valle a un espacio de convivencia, hay que sacar a Franco... y la mayoría te diría que sí. Pero hacerlo como lo ha hecho Sánchez, con un decreto de extrema urgencia, en elecciones, con 200 periodistas..., pues te dirán que no, que no hace falta.

-Vamos con Cataluña. Este fin de semana hay dos manifestaciones importantes. Una este sábado, convocada por Òmnium y la ANC, y otra el domingo, organizada por Sociedad Civil Catalana, a la que usted asistirá. ¿Qué espera de estas dos concentraciones?

-Pues la verdad espero la del domingo, porque como el nacionalismo se cree que Cataluña es suya, ellos dicen que las calles son suyas...

-Apropiándose de una frase de Fraga Iribarne, por cierto...

-Sí, es que tienen muchas similitudes, los que se creen que la calle es suya desde luego muy democráticos no son, eso es evidente. Pero esperamos que el domingo se vea a esa otra Cataluña que está hasta las narices del nacionalismo, que está hasta las narices de que le corten las carreteras, que está hasta las narices de que le insulten en TV3, que está hasta las narices de que Torra hable de Cataluña solamente en nombre de los independentistas, que está hasta las narices de que sus hijos quieran ir a clase a la universidad y no puedan, que está hasta las narices de que se les cobren muchos impuestos para pagar chiringuitos políticos y luego tengamos bastantes malos servicios públicos. Esa Cataluña silenciada por el nacionalismo también tiene que escucharse, yo creo que Sánchez y el bipartidismo nunca le han hecho caso, siempre han pensado que Cataluña es el nacionalismo. ¿Usted sabe que a mí Sánchez nunca me ha llamado para preguntarme por Cataluña? Y yo fui la candidata más votada en las últimas elecciones autonómicas. El PSOE y el PP siempre han cedido ante el nacionalismo y siempre nos han dejado tirados. Por eso es importante que Ciudadanos gobierne España, porque es el único partido que no cede ante el nacionalismo. Y una reflexión: lo que está pasando en Cataluña no es solo un problema de Cataluña. Lo que está pasando en Navarra, en Valencia y en Baleares es lo mismo que estaba pasando en Cataluña hace quince años. ¿Usted se imagina que llegue un momento en España en que tengamos un problema como el de Cataluña pero a la vez en cuatro o cinco comunidades autónomas? Esto es un problema de todos los españoles. También de los gallegos. Porque esto afecta a la economía de España, afecta a la normalidad institucional, a las oportunidades de los españoles y a la igualdad de los españoles. No podemos seguir teniendo territorios de primera y territorios de segunda simplemente porque en unos hay un nacionalismo que tiene la llave de la Moncloa. A mí me parece que hay que garantizar la igualdad de todos los españoles. Y yo que soy medio catalana medio andaluza, de padres salmantinos, pues a mí me gustaría que todos los españoles tuvieran las mismas oportunidades vivieran donde vivieran, en un Estado autonómico descentralizado, pero bien gestionado, y que desde el Gobierno de España no se cediera ante los chantajes de los nacionalistas. Por ejemplo, el cuponazo del PNV hace que, al final, territorios menos ricos le acaben dando dinero a territorios más ricos. Me parece que eso es una falta de proyecto de España y es lo que han hecho siempre el PSOE y el PP. Si vuelve a ganar el bipartidismo vamos a tener lo de siempre: territorios de primera y de segunda, el nacionalismo llevando la batuta de este país y sin las reformas de calado que necesitamos en empleo, en educación, en infraestructuras, en la lucha contra la despoblación, etcétera.

-Cuando habla de territorios de primera y de segunda pienso en el caso de Galicia, que es una nacionalidad histórica como Cataluña y el País Vasco, pero que como no tiene esa pulsión nacionalista ha estado siempre desatendida por el Gobierno central.

-Es que yo creo que un Gobierno de España tiene que planificar las infraestructuras en función de las necesidades reales de la gente, no si de este me va a apoyar el presupuesto. Falta un proyecto de país. El PP y el PSOE no tienen un proyecto de país, tienen proyectos de partido. Hasta que no gobierne Ciudadanos no se va a cambiar esa dinámica. Y hay que cambiar esa dinámica ya, porque si no, es que se lo digo, lo que ahora tenemos en Cataluña lo vamos a tener en cinco comunidades autónomas y entonces ya veremos lo que es realmente un problema de primera magnitud. Por eso yo entiendo que la gente esté muy cansada de política, pero que la gente entienda que si sigue votando lo mismo va a tener lo mismo de siempre. No se pueden obtener resultados distintos haciendo siempre lo mismo. Por eso es importante que la gente vaya a votar. Yo sigo confiando en este país, creo en la igualdad de los españoles y el único partido que ha demostrado que tiene un proyecto de España y que no ha cedido ante los chantajes de los nacionalistas es Ciudadanos.

-¿Se esperaban esta violencia extrema en Cataluña en protesta contra la sentencia del Supremo?

-Nosotros llevamos muchos años advirtiendo que esto iba a pasar. Pero, aparte de la violencia extrema, hay violencia de baja intensidad cuando no te dejan abrir tu negocio porque es un día de paro, de mal llamada huelga porque no es una huelga; hay violencia cuando no dejan a los chavales ir a clase en la universidad, porque llevan diez días haciendo piquetes y barricadas...

-Estos días veíamos a los estudiantes que finalmente decidieron entrar en las aulas de la universidad...

-¡Es que están solos! ¡No les defiende ni el Gobierno de España ni el Gobierno de Torra! Tienen que irse ellos solos a quitar las barricadas. La sensación de desamparo que tenemos en Cataluña es tremenda. El tema de los altercados es gravísimo, pero no nos puede hacer olvidar que cada día en Cataluña se violan los derechos de muchos catalanes, se adoctrina en las escuelas, te insultan en la tele, te cierran las carreteras cuando les da la gana, vas a un ayuntamiento y está todo lleno de simbología separatista... La de Cataluña es una situación de urgencia constitucional.

-También hemos visto cómo en una manifestación independentista llamaban «botifler» a Gabriel Rufián. ¿Está roto el secesionismo?

-Bueno, pero siempre se unen para violar nuestros derechos y declarar la independencia, y adoctrinar en las escuelas, y gastarse nuestro dinero en chiringuitos procesistas. No os preocupéis, que se pueden pelear en algunas cuestiones de sillas y de poder, pero para fastidiarnos y violar nuestros derechos siempre se unen. Y un Gobierno de España tiene que tener claro que tiene que defender a todos los ciudadanos y no puede mirar para otro lado.

-Y, centrándonos en Galicia, ¿qué proponen en concreto más allá del discurso general para toda España?

-Yo creo que Galicia tiene muchísimas potencialidades y lo que se necesita es que se cumplan los compromisos que llevamos muchos años escuchando por parte del bipartidismo. Hay cuestiones clave en infraestructuras, la conexión del AVE me parece fundamental; el tema de Cercanías; la conexión por carretera en el interior de Galicia; la conexión de los puertos... Yo creo que con las infraestructuras adecuadas Galicia puede despegar económicamente. Y también aquí el tema energético es muy importante, porque la industria está muy tocada y el PP y el PSOE no han hecho absolutamente nada. Es que no han reformado el sector energético, no se han preparado para esta transición ecológica en algunos sectores. Galicia sufre la desidia del bipartidismo, sufre las mentiras y la promesas incumplidas del bipartidismo. Entonces la gente que realmente confíe en las potencialidades de Galicia tiene que confiar en un Gobierno de España que haga otra cosa diferente de lo que se ha hecho hasta ahora. Me parece un territorio que tiene muchísimas potencialidades si se solventan cuestiones de infraestructuras, cuestiones territoriales, cuestiones energéticas, industriales... que son fundamentales para Galicia. Y también es preocupante el problema del envejecimiento, de la despoblación... Hay muchos jóvenes que se van de Galicia y luego los ves triunfando por el mundo, por tanto, aquí hay talento, lo que faltan son oportunidades. También es verdad que Galicia sufre las dificultades de un mercado laboral que no se ha reformado, porque PP y PSOE no tienen mucho interés en reformarlo. Hay mucha precariedad laboral y mucha temporalidad en Galicia. Si hacemos las reformas que España necesita, uno de los territorios que más puede despegar sin duda alguna es Galicia. Pero el único voto que vale triple, para que haya desbloqueo y España se ponga en marcha; para que España tenga las reformas que llevan muchos años en el cajón (en materia laboral, de infraestructuras, energéticas, educación, etcétera); y el único que vale para frenar los pies al nacionalismo y garantizar un proyecto de igualdad de oportunidades para todos los españoles es el de Ciudadanos. Es el único voto que vale triple: para poner España en marcha, para reformar España y para garantizar la igualdad en España y frenar el nacionalismo. Por eso yo insisto: el PP y el PSOE tienen mucho interés en que la gente moderada se quede en casa o piense que hay que votar siempre lo mismo. Si no queremos tener lo mismo de siempre, no podemos votar lo mismo de siempre.

-Ciudadanos ya ha entrado en algunos ayuntamientos importantes de Galicia y las encuestas le dan escaños en el Parlamento gallego en las próximas autonómicas. ¿Se ven gobernando la Xunta con Feijoo?

-Nosotros nos vemos liderando reformas y liderando Gobiernos. En Cataluña parecía imposible que pudiéramos ganar las elecciones. Empezamos nada más con tres diputados en el Parlamento catalán y solo once años después ganamos las elecciones. Ciudadanos no tiene techo porque creo que los españoles están ubicados en ese espacio de sensatez, de reformas, de centro, de capacidad de dialogar con unos y otros, y de confianza en el futuro y no en el pasado, así que no nos ponemos techo. Pero lo que está claro es que en Galicia vamos creciendo y nos vamos consolidando como proyecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Inés Arrimadas: «Pedro Sánchez se ha podemizado»