El Gobierno mantiene su tesis de no involucrarse con el Open Arms

Salvini reclama a Madrid que acoja a los refugiados y Celaá le replica que el barco debe acudir «al puerto seguro más cercano»

El actor Richard Gere (segundo por la izquierda) estuvo este viernes a bordo del Open Arms colaborando en el reparto de alimentos
El actor Richard Gere (segundo por la izquierda) estuvo este viernes a bordo del Open Arms colaborando en el reparto de alimentos

Madrid / Colpisa

El Gobierno de Pedro Sánchez resiste el pulso al de Giuseppe Conte y mantiene su intención de no involucrarse en el rescate del Open Arms, que espera cerca de la isla italiana de Lampedusa dónde poder desembarcar a los 121 inmigrantes que rescató hace una semana. «Es obligación de todo capitán de buque, que ve que hay un riesgo en su tripulación, conducirlo al puerto seguro más cercano. Descartados los africanos, es fácil saber qué puertos son esos», insistió este viernes la portavoz del Ejecutivo en funciones, la ministra Isabel Celaá.

Los dos países europeos más cercanos -y a los que les correspondería la responsabilidad de atender a los rescatados- son Italia y Malta, que actualmente mantienen sus puertos cerrados a los barcos humanitarios. El país transalpino responsabiliza al Ejecutivo español de la situación de los migrantes. Considera que el buque, perteneciente a una oenegé catalana, debe de poner rumbo hacia la Península. «Al Gobierno español le hemos escrito para que se haga cargo de los 121 a bordo del Open Arms», escribió en Twitter el ministro del Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini.

La carta de Salvini que nunca llegó

Celaá, que negó haber recibido ninguna carta de Salvini, evitó afirmar si Italia incumple o no la ley al cerrar sus puertos y apeló una vez más a la Unión Europea: «No podemos permitir que se afinque el concepto de que solo España puede rescatar».

Pero la situación está encallada también en instancias europeas y tras ocho días no hay ningún gesto que sugiera una solución rápida. Pese a la carta del presidente de la Eurocámara, David Sassoli, en la que instaba al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a intervenir en la crisis del barco humanitario, Bruselas se mantiene por ahora al margen y se ha limitado a instar a los Veintiocho a «mostrar solidaridad» y a encontrar una solución para el barco. El Ejecutivo comunitario insiste en que no tiene competencias para designar un puerto y no ha recibido todavía la petición de ningún Estado miembro para que lo haga.

Mientras tanto, el Open Arms recibió este viernes la visita del actor Richard Gere, quien acercó víveres para los inmigrantes rescatados en el Mediterráneo y la tripulación. Según informaron fuentes de la oenegé, el intérprete norteamericano, de vacaciones en Italia, les ofreció su ayuda tras enterarse de la situación del barco y, cuando le informaron de que el buque se dirigía a Lampedusa, compró un billete de avión para ir en persona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Gobierno mantiene su tesis de no involucrarse con el Open Arms