Madrid / La Voz

Los equipos negociadores que los partidos confeccionaron para resolver los pactos poselectorales vivieron este viernes una jornada frenética por la cuenta atrás para la constitución de las corporaciones municipales. A ello dedicaron todos sus esfuerzos, provocando un apagón en la política nacional, aunque la resolución de este puzle de pequeñas piezas está directamente relacionada con el juego de alianzas que finalmente pueda tejer Pedro Sánchez para su investidura. El ejemplo más claro está en Pamplona, al haber condicionado UPN el bastón de mando de la capital navarra como un requisito para favorecer en el Congreso la presidencia del socialista.

Aunque con excepciones de peso, como la de Barcelona, el caso es que la gran mayoría de los plenos elegirán a sus alcaldes siguiendo el patrón de los dos grandes bloques: uno formado por el PP, Cs y Vox; y otro integrado por PSOE, Podemos con sus marcas y nacionalistas. Y salvo giro inesperado, a Sánchez le será imposible superar esta brecha por más que le encantaría renovar la presidencia sin contar con los independentistas. Y aunque desde Ferraz y Moncloa continúan exigiendo a Ciudadanos «altura de miras» para que «no obstaculice» a su candidato, cada vez empiezan a admitir con mayor nitidez que los votos de ERC resultarán decisivos. Este jueves Rufián mostró su predisposición a negociar, pero cada vez tiene menos crédito entre los socialistas; los Presupuestos y el veto a Iceta todavía están muy presentes.

Por si acaso, desde el PSOE recuperan su discurso de la moción de censura, asegurando que los votos de los 350 diputados tienen el mismo valor y garantizando que no harán concesión alguna a las fuerzas secesionistas. Otra cosa es que ellos, de buena fe y sin nada a cambio, quieran favorecer a su candidato. «Lo que haga ERC será una cuestión de ERC, que puede entender que no está en la obstrucción, sino en la construcción», comentó ayer la ministra Isabel Celaá.

La portavoz del Gobierno también volvió a insistir por el pitón de Ciudadanos, haciendo un ejercicio a medio camino entre la pedagogía y la mercadotecnia. «Una abstención no prejuzga nada», comentó, dudando de la supuesta vocación «de centro» con la que nació el partido naranja. Fuentes cercanas a la dirección de Cs comentaron recientemente a La Voz que en la reunión del martes Sánchez no le pidió a Rivera que se abstuviera, por lo que sospechan que este bombardeo no es más que un juego para intentar presentarlos como responsables cuando pacten con ERC.

Pelea entre el PSOE y Cs por demostrar quién mantiene una mejor sintonía con Macron  

La estrategia del PSOE de señalar el «no es no» de Albert Rivera como responsable de que Sánchez tenga que recurrir a los votos de los secesionistas para su investidura se combinó este viernes desde la sala de prensa de la Moncloa con un ataque frontal a la formación naranja. La portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá, no se mostró sorprendida por el tirón de orejas que el primer ministro francés, Emmanuel Macron, asestó recientemente a Rivera, advirtiéndole que un pacto con la ultraderecha podría acarrear su expulsión del grupo parlamentario Renovar Europa en la Eurocámara. «No es nada nuevo que haya personas de ese grupo que no vean con la naturalidad con la que aquí se está empezando a ver la acogida de la ultraderecha por parte de PP y Cs», comentó tras el Consejo de Ministros.

El dirigente galo es uno de los líderes políticos de referencia tanto para Sánchez como para Rivera, ya que ambos entienden que su proximidad les centra políticamente, a cada uno desde su flanco. El presidente del Gobierno en funciones mantuvo recientemente un encuentro en el Elíseo con Macron que, tras las advertencias públicas de este último, en Ciudadanos entendieron que pudo haber sido utilizado por Sánchez para intoxicarle con el panorama político español. «No tiene nada que ver», dijo Celaá, desvinculando al Gobierno de este aviso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PSOE exige a Ciudadanos que se abstenga y no condicione a Sánchez