Marcos Veiras: «El objetivo de los independentistas es echarnos»

La vida de los policías: aislamiento social, bajo salario, temor a hablar y ni poder colgar la ropa en sitios visibles


BARCELONA / E. ESPECIAL

Hace casi ocho años que Marcos Veiras, natural de Ordes, llegó a Barcelona como policía nacional y otros tantos que solicita el traslado a un destino fuera de Cataluña, porque «el ambiente es irrespirable por la presión, el aislamiento social y las agresiones». Compara la situación con Venezuela. «Los Mossos funcionan como la Guardia Nacional Bolivariana, y los CDR, como las asociaciones vecinales en Venezuela».

-¿Qué representó para la policía y la Guardia Civil el 1-O?

-Fue un punto de inflexión, aunque el acoso y la persecución hacia nosotros y nuestras familias venían de antes. Mi pareja se tuvo que salir de un grupo de WhatsApp porque los compañeros no entendían las actuaciones policiales en los colegios. Cargan contra nosotros y no contra quién dio las órdenes del dispositivo.

-¿Qué tipo de acoso sufren?

-Mensajes en nuestros coches, el aislamiento social a nuestras parejas en el campo privado y en los trabajos, y la presión que sufren nuestros hijos. Esto, unido al precario salario, hace que ningún compañero quiera quedarse aquí. El objetivo de los independentistas es echarnos.

-¿Qué le llevó a pedir el traslado?

-El 90 % de los compañeros al año siguiente de llegar a Cataluña solicitan marcharse por el salario y por la persecución que nos hacen los radicales independentistas. Los Mossos y la Guardia Urbana cobran 700 euros más. Los catalanes opositan a esos cuerpos y los de fuera vivimos hacinados porque una habitación cuesta unos 500 euros. Y a esto hay que sumarle el aislamiento social .

-¿Y en ocho años no ha logrado irse?

-En Galicia hay déficit de policías nacionales, pero no se abren plazas. En la última convocatoria hubo siete plazas, y solo una para Santiago. Todos los compañeros tenemos solo en mente regresar a casa. Hay uno que va cada quince días y no hace vida aquí porque es complicado, no estás cómodo. Tienes que tener cuidado adónde vas. Si uno se lía con una chica y se entera de que eres policía nacional acaba mal con ella. Tienes que tener cuidado de lo que hablas en espacios cerrados y abiertos. Esto es la libertad de expresión. Es el síndrome del este, como hubo en el País Vasco el síndrome del norte.

-Pero ¿tanta es la presión?

-Te sacan fotos, te reconocen entrando o saliendo de una comisaría, se las pasan por las redes sociales... No podemos colgar la ropa a secar en sitios visibles.

-Usted organizó la manifestación del sábado pasado.

-Sí, porque aquí el sistema político es independentista y usa a los Mossos y a todas las instituciones, por eso una manifestación de Guardia Civil y Policía Nacional es para ellos una agresión. Nosotros decimos que no hay que entrar en provocaciones, pero denunciaremos a la Generalitat por el mal dispositivo y la vulneración del derecho a la manifestación, pues hasta cambiamos el recorrido de la marcha. Aquí solo se pueden manifestar los independentistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos
Comentarios

Marcos Veiras: «El objetivo de los independentistas es echarnos»