Los policías desplazados en Cataluña: «La gente se sube por las paredes»

Los policías gallegos desplazados a Cataluña están hartos de la incertidumbre, y el malestar es aún mayor en agentes que llegaron ayer a Barcelona tras más de un mes fuera de su base en Vigo

Los policías desplazados en Cataluña: «La gente se sube por las paredes» Los policías gallegos desplazados a Cataluña están hartos de la incertidumbre, y el malestar es aún mayor en agentes que llegaron ayer a Barcelona tras más de un mes fuera de su base en Vigo

Barcelona / Enviada especial

«La gente está cansada, son muchos días seguidos sin que te digan cuándo te vas; no hay previsión de lo que se va a hacer». Así resume un antidisturbios gallego el sentir de los agentes desplazados desde la comunidad a Cataluña hace ya 34 días. Y es que pese a las promesas que a principios de mes hizo el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, de que habría relevos, al menos a los integrantes de los cuatro grupos de la Unidad de Intervención Policial (180 agentes) de las bases de Vigo y A Coruña, no se le ha concedido permisos a ninguno.

Uno de los grupos coruñeses fue desplazado el martes a Madrid desde Barcelona y a los agentes que llevan más de un mes instalados en un barco en el puerto de la Ciudad Condal se añadió el martes el grupo de Vigo que estaba en Madrid. Estos agentes, unos 50, según fuentes del sindicato UFP, llegaron a Barcelona después de estar también más de un mes fuera de casa y sin descanso. Primero viajaron a Mérida el 21 de septiembre, por los actos de la festividad del patrón de la Policía Nacional. El 29 del mismo mes fueron desplazados a Madrid y desde allí llegaron el martes a Barcelona. Anteriormente habían participado en una operación antiyihadista. Un subgrupo (unos 25) antes de ir a Mérida incluso ya había estado desplazado a Madrid. «El jueves nos dijeron que pagásemos los gastos de hotel hasta el domingo porque nos íbamos: creíamos que a casa, y resulta que hoy [por el martes] ya estamos en Barcelona», lamenta uno.

El malestar es manifiesto en el colectivo. Se quejan de que las solicitudes de permisos para el resto del año les fueron denegadas, a pesar de que llevan un mes fuera de casa. Y eso que hasta ahora no formaban parte de la operación policial Copérnico, nombre dado a la intervención en Cataluña.

«Los que llevan 34 días en el barco están desesperados, con la incertidumbre de desconocer hasta cuándo y sin saber nada de permisos: la gente está que se sube por las paredes», denuncian fuentes sindicales. Sin embargo, mayores quejas si cabe las exponen los recién llegados, porque ellos también llevan un mes desplazados a otros territorios alejados de su base y, al no estar en la operación Copérnico, la Secretaría de Estado de Seguridad no los incluye en el grupo que percibe compensaciones económicas. «Ni permisos ni beneficios», resume uno.

En cualquiera de los casos, los que sí esperaban cobrar el plus solo han recibido un ingreso por lo correspondiente a diez días y no por los 34, aseguran. «La mujer y los hijos de algún compañero se tuvieron que pagar de su bolsillo billete y hotel para ver a su marido», relata un agente.

Las quejas internas llevaron el martes a los cinco sindicatos policiales a redactar un comunicado en el que solicitan una «reunión urgente con el secretario de Estado de Seguridad». Insisten en denunciar las condiciones de habitabilidad indignas en el barco conocido como Piolín, en el que «la comida no ofrece ninguna garantía de higiene», afirman. «Aquí los únicos que se han ido son los que tenían días o vacaciones solicitadas desde antes del dispositivo y los lesionados», lamenta un agente. Y se queja: «Tenemos cuadrante diario, así que sabemos si trabajamos o no con pocas horas de antelación». «Va un poco todo sobre la marcha, estamos desesperados, hay problemas de lavandería, y después de tantos días la convivencia empieza a deteriorarse», relata otro. «Comprendemos que es una situación crítica, pero debería haber más previsión por parte de la Administración», añade.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
49 votos
Comentarios

Los policías desplazados en Cataluña: «La gente se sube por las paredes»