Correa, el único de los cabecillas de la Gürtel que reconoce que delinquió

Bárcenas, Mato y el PP piden ser absueltos en el juicio de la primera etapa de la trama

.

redacción / la voz

Francisco Correa, el considerado líder de la Gürtel, es el único de los cabecillas de la trama que ha reconocido que delinquió, aunque pidió una rebaja de los 125 años solicitados por la Fiscalía al asumir alguno de los hechos que se le imputan por liderar las actividades que la red corrupta cometió entre 1999 y el 2005. No obstante, la mayoría de las defensas de los otros 36 acusados en esta causa, como la de Luis Bárcenas, así como el PP y la exministra de Sanidad Ana Mato, pidieron la libre absolución.

Después de más de un centenar de sesiones en uno de los juicios más largos de la historia de España, ayer fue el turno de las defensas de las defensas de los 37 acusados para anunciar sus conclusiones definitivas, dos días después de que lo hiciesen las acusaciones, entre ellas la Fiscalía, que elevó a definitivo su escrito de conclusiones provisionales, haciendo leves modificaciones y manteniendo la solicitud de penas para casi todos ellos.

Para el extesorero del PP Luis Bárcenas la rebajó tres años, así como seis años y medio para el exmiembro del comité ejecutivo y de la junta directiva del PP de Madrid Alberto López Viejo, al suprimir de su acusación los delitos fiscales.

Correa sigue enfrentándose a 125 años y un mes de prisión, pese a que en su declaración reconociese algunos de los hechos delictivos de la trama Gürtel e hiciese revelaciones que llevaron al juez instructor de la Audiencia Nacional José de la Mata a reabrir la investigación sobre una presunta caja B del PP.

La defensa del empresario pidió al tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, encargado de enjuiciar esta causa, que se tenga en cuenta esta voluntad de cooperación y recuerda que reparó el daño al pagar la responsabilidad civil. Por ello, reclamó que se le apliquen atenuantes al respecto y se le imponga las penas mínimas correspondientes a cada delito.

Por otro lado, el PP y la exmujer del que fue alcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda -también acusado-, Ana Mato, acusados de ser partícipes a título lucrativo, elevaron a definitivo su escrito provisional de conclusiones, en el que solicitan que se les exima de cualquier responsabilidad y les libre de pagar la fianza de 245.492 euros y 28.467 euros, respectivamente. Tanto el partido como la exministra han defendido que no se han lucrado de la red corrupta con sus actividades ni regalos. 

Nulidad

La nulidad de la causa es lo que alegaron la mayoría de los acusados para pedir su libre absolución, recordando lo que expusieron ya en la primera fase de la vista oral, que comenzó el 4 de octubre del 2016. Según afirmaron la casi totalidad de ellos, este procedimiento penal no es válido porque la cadena de custodia del lápiz de memoria incautado al presunto contable de Gürtel, José Luis Izquierdo, se vulneró. Además, consideran que no se ha podido acreditar la autenticidad de las grabaciones aportadas por el denunciante José Luis Peñas, que destapó el caso de corrupción.

Los tres acusados que reconocieron los hechos, los empresarios Jacobo Gordon y Alfonso García-Pozuelo y el exconcejal de Hacienda de Pozuelo de Alarcón Roberto Fernández, aceptaron, de conformidad, las penas solicitadas por el ministerio público. Son cinco meses de prisión para Gordon, dos años para García-Pozuelo y once meses de cárcel para Fernández.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Correa, el único de los cabecillas de la Gürtel que reconoce que delinquió