Alfonso Guerra insta al PSOE a apoyar al PP para que aplique el artículo 155

El exvicepresidente del Gobierno fia cualquier posibilidad de diálogo a un cambio en la Generalitat que traiga nuevos interlocutores

.

a CORUÑA / LA VOZ

Cierre de filas en torno a la Constitución para hacer frente a la «insólita alianza de la burguesía y los anarquistas» catalanes que «han fraguado la destrucción del sistema democrático». El exvicepresidente del Gobierno y exdiputado socialista Alfonso Guerra exhortó ayer a su partido a apoyar en el Congreso la aplicación del artículo 155 de la Constitución si la deriva del conflicto secesionista requiere adoptar «medidas drásticas» para reponer la legalidad.

«Yo llevo mucho tiempo diciendo que tenía que haberse aplicado el 155, pero como les da miedo a estos demócratas de nuevo cuño, que dicen defender la Constitución menos un artículo... Pues probablemente se vean obligados a aplicarlo por más que ahora arrastren los pies. Y para eso se hizo, por cierto, con el voto unánime y la conformidad de los nacionalistas (...) Espero que el PP no se quede solo si llegan a votarlo», reflexionó el veterano político en A Coruña, a donde viajó para presentar un libro sobre el derecho a la vivienda del catedrático de Derecho Constitucional de la UDC Javier Ruipérez Alamillo.

El nacionalismo, «el problema»

Guerra, que ocupaba la presidencia de la Comisión Constitucional del Congreso cuando se tramitó el Estatuto de Cataluña -«lo cepillamos como un carpintero», afirmó entonces-, fio ayer cualquier posibilidad de diálogo a un cambio en la Generalitat que traiga nuevos interlocutores «con los que se pueda razonar; tal vez estos dirigentes puedan ser sustituidos pronto por otros, tal vez se puedan convocar elecciones más o menos rápidamente», condicionó el político, que rehusó dar su opinión sobre la respuesta del Estado al órdago independentista. «Ya habrá tiempo de pensar si el señor Rajoy estuvo mejor o peor; el punto de vista está en el nacionalismo catalán, y desviarlo hacia otros me parece una posición no sé si ingenua o cobarde (...) Sí, si, hay un problema catalán. ¿Cuál es? El nacionalismo. Ese es el problema catalán».

El que fue número dos del Gobierno de Felipe González entre 1982 y 1991, y uno de los hombres clave en el proceso constituyente de 1978, recordó el rechazo de CiU a una enmienda a la Carta Magna que proponía incluir el derecho a la autodeterminación, porque podría alumbrar la posibilidad de la independencia. «A eso me atengo», zanjó Alfonso Guerra, quien vinculó aquel voto negativo de los nacionalistas catalanes a la aprobación de un estatuto de autonomía «que multiplicó por cien el de 1932».

Votación
18 votos
Comentarios

Alfonso Guerra insta al PSOE a apoyar al PP para que aplique el artículo 155