El PP llama a Sánchez, Iglesias y Rivera a la comisión de partidos del Senado

EFE MADRID

ESPAÑA

La oposición lo ve como una «contracomisión» creada como reacción a la que en el Congreso indaga sobre la presunta financiación irregular del PP

23 jun 2017 . Actualizado a las 17:46 h.

El PP quiere que los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera, comparezcan ante la comisión de investigación de la financiación de los partidos políticos del Senado, en tanto que los socialistas y Unidos Podemos reclaman por su parte la presencia de Mariano Rajoy.

Los grupos parlamentarios del Senado han registrado este viernes sus planes de trabajo para que pueda echar a andar una comisión promovida por el PP en la Cámara alta y que la oposición ve como una «contracomisión» creada como reacción a la que en el Congreso indaga sobre la presunta financiación irregular del Partido Popular.

Además de los máximos dirigentes de PSOE, Podemos y Ciudadanos, el grupo popular, con mayoría absoluta en el Senado, solicita que acudan al Senado otros cargos y exdirigentes de estos tres partidos, como el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero o el expresidente del Congreso José Bono, y plantea que desarrolle su labor a lo largo de un año, y además hacerlo «lo antes posible».

Los socialistas, por su parte, reclaman además de Rajoy la presencia del expresidente José María Aznar para que también dé explicaciones sobre la presunta financiación ilegal del PP, y la de cargos y exdirigentes como María Dolores de Cospedal, Luis BárcenasÁngel Acebes, Rodrigo Rato, Francisco Álvarez Cascos, Javier Arenas, Rosendo Naseiro, Ángel Sanchís, Ignacio González, Jaume Matas o Francisco Granados.

De esta manera, la documentación y comparecencias que pretenden los grupos se distribuyen en dos bloques, por una parte las referidas al PP exigidas por la oposición y por otra las de los demás partidos planteadas en relación a los populares.

El PP solicita documentos internos y contables de PSOE, Podemos, IU, PSC, Ciudadanos, PNV, la extinta CiU, PDeCAT, Compromís y ERC, junto a una larga relación de comparecientes, entre los que destacan editores de medios «afines» a Podemos, como Tristán Meyer, e insta al Tribunal de Cuentas a facilitar la contabilidad de los partidos desde su creación hasta la actualidad.

El portavoz del PP en esta comisión, Luis Aznar, ha asegurado que se trata de buscar «resultados positivos y de futuro, cercar la corrupción y verificar lo máximo posible la financiación de los partidos», con especial detalle a las nuevas fórmulas como el «crowdfounding» o los microcréditos.

Sin embargo, el PSOE centra su plan de trabajo en indagar exclusivamente al PP, porque entiende que la comisión que ha promovido en el Senado no es más que un «ventilador parlamentario para embarrar la vida política», cuando la «alarma social» generada por la corrupción está a su juicio vinculada en exclusiva al PP. De esta manera, plantea que la comisión actúe paralelamente a la del Congreso sobre presunta financiación irregular de este partido y reclama el testimonio de excargos del PP en Madrid y la Comunidad Valenciana junto a empresarios y donantes investigados judicialmente. Figuran también en su lista los expresidentes madrileños Esperanza Aguirre e Ignacio González o el expresidente de las Cortes Valencianas Juan Cotino, sin olvidar solicitar informes policiales incorporados a sumarios judiciales.