Los sectores afectados lamentan que el tribunal no ordene devolver el dinero cobrado con las tasas

Laura García del Valle
laura g. del valle REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Emilio Naranjo | EFE

Recuerdan que la resolución se ha demorado por la «saturación» del Constitucional

30 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El fallo del Tribunal Constitucional dejó ayer una sensación agridulce en los sectores que llevaban cuatro años luchando para que las tasas judiciales dejaran de «ahogar a pequeños empresarios y autónomos que no tenían acceso a una justicia de calidad». Alfonso Salazar, presidente de la Asociación de Emprendedores y Empresarios de Galicia (Ascega) resume así el sentir común de los afectados por la implantación de las tasas judiciales en el 2012 por el entonces ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

A la felicidad por ver que el Tribunal Constitucional les ha dado la razón tras cuatro años solicitando la eliminación de estos gravámenes, miembros de la abogacía, asociaciones de pymes, sindicatos y la plataforma SOS Xustiza, que nació a razón de la implantación de unas tasas que «dejaban a ciudadanos en la cuneta sin tener acceso a una justicia de calidad», como explicó ayer su presidenta, Yolanda Aguiar, se suma un pesar, o más bien dos: la saturación del Constitucional, que ha tardado cuatro años en acoger parcialmente el recurso del PSOE y que la resolución no implica que se tenga que devolver el coste de las tasas a aquellas personas jurídicas que las hayan abonado.

CESAR QUIAN

«Esta medida, de aquí en adelante beneficia a todos. Ya era hora de que el Constitucional diera término a esta violación». Augusto Pérez Cepeda, decano del Colegio de Abogados de A Coruña, no oculta su felicidad ante la declaración de estos gravámenes nulos por inconstitucionales, sobre todo después de que su sector fuese uno de los principales azotes de la normativa. «La justicia está para atender a los ciudadanos, y este principio no se estaba cumpliendo».