«La financiación irregular en sí misma no es constitutiva de delito»

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

La exgerente del PP valenciano, Cristina Ibáñez, no niega que haya existido financiación ilegal en su partido pero asegura desconocer la existencia de una caja b

27 abr 2016 . Actualizado a las 14:09 h.

«La financiación irregular en sí misma no es constitutiva de delito». Cristina Ibáñez, exgerente del PP en la Comunidad de Valencia, ha utilizado estas palabras en su escrito de defensa en el caso Gürtel para tratar de eludir su responsabilidad en los delitos que se le imputan -tres electorales vinculados a alas elecciones municipales y autonómicas del 2007 y las generales del 2008 y uno de falsedad documental- y por los que se la Fiscalía Anticorrupción le solicita una pena de 7 años y 9 meses de prisión.

Según ha informado la Cadena Ser, Cristina Ibáñez ha aprovechado el escrito para restar importancia a su trabajo dentro del partido asegurando que se trató de una labor «meramente burocrática y administrativa». La exgerente de los populares valencianos ha apuntado a Génova, en concreto a Luis Bárcenas y Cristóbal Páez como los responsables de las campañas electorales y al expresidente Francisco Camps y su mano derecha, Ricardo Costa, como responsables de los actos celebrados fuera de campaña.

La Fiscalía Anticorrupción cifra en 2.035.920,32 euros los gastos de campaña financiados irregularmente a través de una caja b en el 2007 y 2008 y en 1.426.063,84 euros los invertidos fuera del periodo electoral.

Cristina Ibáñez no niega que haya existido financiación ilegal en el PP de Valencia pero asegura desconocer la existencia de una caba b. «Si fuese cierta la existencia de esa dualidad contable y esa trama organizada, únicamente lo sabrían los ejecutores directos y beneficiados de ello», argumenta.

La exgerente trata de minimizar su responsabilidad en el caso alegando que ella solo pagaba lo que estaba «supervisado y autorizado» por Ricardo Costa.