Una oferta que no convence a nadie

Los documentos contienen cambios semánticos respecto al acuerdo con Ciudadanos y medidas territoriales


madrid / la voz

La oferta in extremis de Pedro Sánchez no tenía recorrido. En primer lugar, porque es prácticamente la misma que figura en el acuerdo con Ciudadanos, con añadidos para las confluencias de Podemos y Compromís. En segundo, porque solo recoge una de las ocho razones -la derogación de la ley mordaza- que expuso Podemos para explicar por qué no podía aceptarlo. Y en tercer término, porque su intento de crear la división entre Podemos y sus confluencias para presionar a Pablo Iglesias ha resultado fallida.

Las propuestas

Cambios semánticos. La oferta cambia solo aspectos semánticos del acuerdo con Ciudadanos. Por ejemplo, asegura que se derogará la ley mordaza donde se decía que se revisará, pero se añade en los preceptos recurridos ante el Tribunal Constitucional, como en el documento firmado con Albert Rivera. También se afirma que se suprimirán los copagos, pero solo para garantizar que no sea una barrera de acceso, como en el pacto. También habla de la dación en pago, pero con el mismo contenido. Sobre el artículo 135 de la Constitución, ofrece establecer un suelo social presupuestario, pero no su derogación. Significativamente, no hace ninguna oferta en política fiscal ni habla de los tipos de contrato y sus indemnizaciones.

Los documentos

Ofertas diferenciadas. A Podemos le ofrece pactar políticas de asilo y refugiados y un acuerdo por la ciencia, mientras a IU, que la Iglesia pague el IBI y reformar la ley electoral. También hay propuestas específicas para Compromís, al que promete mejorar la financiación para la Generalitat valenciana, y a En Comú Podem, cumplir con los objetivos del Estatuto, que exige que el peso de Cataluña en las cuentas públicas sea equivalente al de su PIB sobre el nacional o revisar el déficit de las autonomías.

La oferta gallega

Revisar la prórroga a ENCE. El documento específico para tratar de convencer a En Marea incluye como medida más destacada revisar la decisión del Gobierno en funciones de ampliar 60 años más la concesión de la papelera Ence, en la ría de Pontevedra, además de otras para ayudar al sector naval y lácteo. Estas son: preservar y promover la innovación en el sector naval, incorporar garantías de cumplimiento del acuerdo lácteo con un régimen sancionador y definir un precio sostenible en cada eslabón de la cadena de valor, impulsar medidas de apoyo a la flota artesanal de pesca más frágil y de gran calado social y a los mariscadores, un nuevo reparto de las cuota de caballa y jurel, recuperar la protección de dominio público marítimo de la ley de costas de 1987 o dotar de presupuesto al proyecto de regeneración de la ría de O Burgo.

Confluencias

Insuficiente y sin concretar. Las dos confluencias se alinearon con Podemos en su rechazo de una propuesta que coincidieron en calificar como insuficiente, poco seria y calcada del acuerdo con Ciudadanos. «Después del día 5, hablamos», afirmó el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, quien minimizó las ofertas específicas para Cataluña y destacó que no aporta soluciones para resolver «el conflicto abierto» con el Estado español. La portavoz de En Marea, Alexandra Fernández, calificó la iniciativa de «tomadura de pelo», dijo que las propuestas a Galicia no se «concretan en nada» y advirtió de que En Marea no aceptará «chantajes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una oferta que no convence a nadie