El año de las vergüenzas


El año ha comenzado con el juicio del caso Nóos y acabará con el del caso Gürtel. Dos de los mayores ejemplos de corrupción en las entrañas de las administraciones públicas y máximos exponentes de una cultura de enriquecimiento rápido, y sin escrúpulos, al amparo del amiguismo político dominante en España en los años noventa y en los primeros del presente siglo. En ambas causas están implicadas administraciones gobernadas por el PP, y señaladamente la Comunidad Valenciana. Un problema añadido para Mariano Rajoy, porque es difícil negociar la formación de Gobierno, e imposible hablar de regeneración, cuando en los tribunales se están aireando un día sí y otro también todos los trapos sucios que su partido ha ido acumulando a lo largo de los años. El líder del PP insiste en que son cosas del pasado, como si con ello se esfumaran las responsabilidades de su partido, e incluso las suyas personales. «Hasta aquí hemos llegado», ha dicho más de una vez. Pero una y otra vez sus palabras son desmentidas por los hechos. La última prueba, el blindaje de Rita Barberá, que en realidad es blindar al propio partido para el supuesto de que haya que ir a unas nuevas elecciones. Esconderla en la comisión permanente del Senado para eludir las investigaciones judiciales en marcha sobre la trama de corrupción en el Ayuntamiento de Valencia es justo lo contrario de lo que promete y, sobre todo, de lo que debe hacerse.

La primera declaración en el juicio del caso Nóos muestra ya que el Gobierno balear se saltó las normas a la torera para enriquecer, con dinero público, al yerno del entonces rey y cuñado del actual. El relevo en la corona ha evitado que las vergüenzas que van a ir saliendo en el juicio emponzoñen la imagen de la monarquía. No ha seguido el ejemplo Mariano Rajoy, y por sus renuencias a limpiar el partido, tendrá que convivir con los sobresaltos que le van a ir llegando de los tribunales. Ahora, y especialmente después del verano, con el juicio de la Gürtel, que pondrá al descubierto las miserias en la cúpula del PP. El año de las vergüenzas se le va a hacer muy largo a Rajoy. Y así es difícil llegar a gobernar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El año de las vergüenzas