Pablo Ruz vacía los cajones de su juzgado antes de cambiar de destino

mateo balín MADRID / COLPISA

ESPAÑA

BENITO ORDOÑEZ

El magistrado se irá después de Semana Santa tras pasar cuatro años en comisión de servicios. Su destino: Móstoles

29 mar 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Pocas veces se recuerda que un juez instructor actuara con tanta diligencia para vaciar los cajones de su despacho antes de cambiar de destino. Ha ocurrido con Pablo Ruz, quien desde noviembre hasta marzo ha concluido complejas investigaciones en el Juzgado Central de Instrucción cinco de la Audiencia Nacional. El magistrado se irá después de Semana Santa tras pasar cuatro años en comisión de servicios. Su destino, el Juzgado de Instrucción cuatro del municipio madrileño de Móstoles, del que es titular. Su sustituto en la Audiencia Nacional será el juez José de la Mata, de la Audiencia Provincial de Madrid.

El frenesí instructor de Ruz comenzó el 26 de noviembre, cuando puso fin a seis años de diligencias de la parte central del caso Gürtel, época uno, entre 1999 y el 2005. Imputó a 41 personas y acusó al PP, como sujeto jurídico, y a la exministra Ana Mato de lucrarse de la red a través de su exmarido. Una resolución que provocó la dimisión de la titular de Sanidad.

El 16 de diciembre abrió juicio oral contra el expresidente de Caja Castilla-La Mancha Juan Pedro Hernández-Moltó y el exdirector general Ildefonso Ortega. Les impuso una fianza civil de 138,2 millones por el agujero ocasionado en la entidad. Serán de los primeros banqueros en sentarse en el banquillo.