El debate de la reforma marca los actos del día de la Constitución

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El Gobierno descalifica la propuesta del PSOE de avanzar hacia un Estado federal

06 dic 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

España celebra hoy el 36 aniversario de la Constitución democrática de 1978 en el momento de mayor tensión política desde su aprobación en torno a la necesidad de proceder a su reforma. El desafío soberanista lanzado desde la Generalitat ha abierto un debate en el que los actores políticos se mueven desde las posiciones de quienes en Cataluña consideran completamente superado el consenso que dio lugar al actual Estado autonómico y apuestan claramente por su segregación, con CiU y ERC a la cabeza, hasta quienes, como propugna el Gobierno, consideran plenamente vigente ese consenso y creen que los cambios en la configuración del Estado que sea necesario introducir caben dentro de la Carta Magna sin necesidad de retoque alguno, pasando por los que, como sostiene el PSOE, defienden la actual Constitución pero consideran que la respuesta a las actuales tensiones territoriales pasa por una reforma profunda que dé paso a un Estado federal. La irrupción de Podemos, que llama abiertamente a romper el «candado» que, a su juicio, implica el pacto constitucional, añade más tensión a ese debate.

El PSOE hizo público ayer un manifiesto en el que propone una «evolución natural» de la Constitución para afrontar los retos que aguardan en un año 2015 que considera «clave» por las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán en el mes de mayo. Ese cambio debe llegar, a juicio de los socialistas, tras un «planteamiento sereno y realista» que sirva para actualizar el diseño territorial del Estado, tanto en el ámbito autonómico como el local y a través de «un diálogo sosegado y el mayor consenso posible en los principales asuntos». «Queremos dar a nuestra Carta Magna un contenido federal con la idea de reforzar nuestra identidad, compatibilizándolo con el respeto profundo a la pluralidad que integran España y contribuyendo, así, a fortalecer la Unión Europea ante un mundo global, diverso e independiente», afirma el PSOE.

Solo cuatro presidentes regionales

Desde el Gobierno, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría elogió la Constitución asegurando que ha permitido que en España haya ahora un «Estado de derecho», y descalificó el planteamiento de reforma que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, registró en el Congreso el pasado jueves. «Con un párrafo no se modifica la Constitución», señaló, en referencia a ese texto. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, criticó por su parte a quienes pretenden «utilizar» la Constitución como un «instrumento» de debate para «resolver» problemas partidistas.