El peligro de un cierre en falso

Amplio apoyo a la ejecutiva, pero sin unidad


La nueva ejecutiva formada por Pedro Sánchez obtuvo un respaldo del 86, 19%, lo que maquilló en parte las profundas divergencias con las que se cierra el congreso por el abierto desafío planteado a Sánchez por sus dos rivales en las primarias, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, que entienden que no ha habido integración en la composición de la nueva ejecutiva, y el enfado del asturiano Javier Fernández, muy molesto por el hecho de que Susana Díaz le arrebate el control del consejo territorial. Sánchez ha preferido blindarse con el apoyo de los barones antes que ceder a las presiones de sus rivales, lo que le ha llevado a una ejecutiva larga con 38 miembros, de los que 23 son secretarías de área.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El peligro de un cierre en falso