«Pasaron los tiempos de la España una, grande y libre», avisa Urkullu a Madrid

El lendakari apuesta por el diálogo y la negociación para lograr la soberanía

El PNV celebró en Bilbao su Aberri Eguna bajo el lema «Euskadi mirando a Europa».
El PNV celebró en Bilbao su Aberri Eguna bajo el lema «Euskadi mirando a Europa».

madrid / la voz

El lendakari Iñigo Urkullu instó ayer a Madrid a aceptar que «España no es una, que los tiempos de una, grande y libre quedaron atrás» y a reconocer la «realidad nacional vasca». Así se pronunció en su intervención durante la celebración del Aberri Eguna, en la que esbozó la vía que ha elegido el PNV para que se reconozca la «nación vasca» dentro de Europa, que incluya a la actual comunidad autónoma vasca, Navarra y los territorios franceses de Iparralde.

Esa apuesta no tiene nada que ver, desde luego, con el federalismo que defiende Alfredo Pérez Rubalcaba. Pero también difiere del órdago lanzado al Estado español por Artur Mas, que ha convocado un referendo el 9 de noviembre. Ni con la declaración unilateral de independencia por la que aboga la izquierda abertzale.

Urkullu dijo que la «fórmula democrática» vasca consiste en «diálogo, negociación, acuerdo y ratificación», que es «la alternativa que en Europa se abre paso desde la base, la de Escocia, Flandes, de Cataluña y de Euskadi en Europa». Defiende un nuevo estatus en la relación con España que podría plasmarse en un «modelo confederal» que respete los derechos históricos vascos, para lo que sería imprescindible una reforma constitucional.

Pero para ello el lendakari pidió la colaboración tanto del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como de Rubalcaba, a los que acusó de no querer escuchar al pueblo vasco. «En España tienen un problema, solo saben decir no, y no vamos a parar, no nos vamos a resignar, el que piense eso es que no conoce a este pueblo», advirtió ayer en Bilbao. Para Urkullu, negar el problema es «dilatarlo, aplazarlo y hacerlo más grande». Por eso «Madrid» debe «escuchar, abrir los ojos a la realidad» y tomar decisiones.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, incidió en esa línea y pidió a los líderes de los dos grandes partidos que respeten las realidades nacionales vasca y catalana y participen en la búsqueda de un nuevo modelo de Estado, que también sería mejor para España. Afirmó que su partido ofrece la «mano tendida», pero Rajoy y Rubalcaba «responden con el puño», por lo que solo le queda «apelar a Europa» para que «se implique directamente en la búsqueda de una solución para Euskadi y Cataluña». Añadió que la Constitución no puede ser una jaula.

También el Bloque

Por otro lado, el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, participó, junto a otros miembros de la organización en los actos de celebración del Aberri Eguna convocados por la izquierda abertzale. Los nacionalistas gallegos asistieron a la manifestación convocada en Pamplona por la red Independentistak con el apoyo de Eusko Alkartasuna, Abertzalen Batasuna, Alternatiba, Aralar y Sortu. Según el BNG, la celebración del Día de la Patria Vasca se enmarca en el contexto del proceso de paz impulsado por la izquierda abertzale y que consiguió «el apoyo de la mayoría de la sociedad y de todas las fuerzas políticas nacionalistas».

La marcha estuvo encabezada por una gran ikurriña y la pancarta Independentzia (Independencia). Muchos de los asistentes llevaban banderas de Escocia y la bandera independentista de Cataluña, así como ikurriñas y enseñas de Navarra.

«En España tienen un problema, solo saben decir no y no nos vamos a resignar»

Iñigo Urkullu

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Pasaron los tiempos de la España una, grande y libre», avisa Urkullu a Madrid