La jueza Alaya envía a la Guardia Civil al Congreso y al Senado

La intención de la magistrada que instruye el caso de los ERE en Andalucía era comunicar las preimputaciones de Chaves, Griñán y Viera


La Voz / Agencias

Una pareja de la Guardia Civil se presentó ayer por la tarde en el Congreso de los Diputados pidiendo ser recibida por el presidente de la Cámara baja, Jesús Posada. Al parecer, pretendían entregarle un oficio enviado por la jueza que investiga el escándalo de los ERE fraudulentos pagados por la Junta de Andalucía, Mercedes Alaya

Según informó la Cadena Ser, en ese oficio de la instructora se aludía a dos diputados socialistas, al expresidente andaluz, Manuel Chaves, y al exconsejero de Empleo de la Junta, José Antonio Viera, presuntamente vinculados con ese escándalo. Jesús Posada se habría negado a recibir ese oficio, porque consideró que esas no son formas de relacionarse entre las altas instituciones del Estado. Según el presidente del Congreso, su interlocución institucional corresponde al Tribunal Supremo y no a una juez de instrucción de Sevilla

En paralelo, la juez Alaya envió a otra pareja de la Guardia Civil al Senado para entregarle un oficio escrito similar al presidente de la Cámara alta, Pío García Escudero. Según fuentes del Congreso, Posada tenía intención de ponerse en contacto con Pío García Escudero para informarle de cómo había procedido él cuando se presentaron los agentes en el Congreso de los Diputados. En el Senado, hay un aforado presuntamente vinculado a este escándalo, el expresidente andaluz, José Antonio Griñán

Por el momento se desconoce el contenido exacto de ese oficio. El pasado mes de diciembre, Mercedes Alaya envió un oficio a la Guardia Civil pidiéndole que comunicara a todos los políticos susceptibles de ser imputados en la causa de los ERE que el proceso se había abierto y brindándoles la posibilidad de que declararan voluntariamente para ejercer su legítimo derecho a la defensa. Cabría la posibilidad de que la Guardia Civil no hubiese ejecutado ese mandato de la magistrada hasta ahora. También podría tratarse de que la instructora del caso solicitase a las cámaras que certificasen que los ex altos cargos son aforados en la actualidad

Por otra parte, la juez volvió a escudarse ayer en la conexión existente entre todas las piezas de la causa para rechazar la petición de la Fiscalía de que eleve al Supremo la parte referida a los aforados, entre ellos los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Al menos por el momento, ya que considera que aún hay que estudiar ciertos informes y documentación que podrían dar nuevos aires a la causa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

La jueza Alaya envía a la Guardia Civil al Congreso y al Senado