Bárcenas perdió 18 millones en bolsa, declaró al juez su testaferro

Iván Yáñez implicó más al extesorero en un intento de autoexculparse


Madrid / Colpisa

Intentó nadar y guardar la ropa. Trató de defenderse y de exculpar a su cliente y amigo, Luis Bárcenas. Pero dos horas largas de interrogatorio dan para mucho y para muchas contradicciones y explicaciones, cuanto menos poco convincentes. Y al final, Iván Yáñez, el hombre de paja del extesorero del PP, terminó por implicar a su jefe con tal de no mancharse él todavía más: «Las instrucciones las daba Luis, yo solo me ocupaba de los detalles».

La declaración de Yáñez ante el juez Pablo Ruz el pasado día 8 dejó muy mal parado a Bárcenas, a pesar de los intentos del testaferro por maquillarlo todo y tratar de minorar la fortuna evadida al extranjero por el exresponsable de las finanzas del PP. «El saldo máximo que alcanzó (Bárcenas en Suiza) fueron 35 o 38 millones en el 2007. Pero luego, el Ibex pasó de 15.000 en verano en el 2007 a 6.000 en febrero del 2009. Bárcenas se pegó una torta muy importante. Y el valor de los activos pasó de treinta y muchos millones a unos veinte millones», 18 millones menos, afirmó el gestor internacional, que admitió que el extesorero recurrió a sus servicios a principios del 2009, solo semanas después de estallar el caso Gürtel.

Yáñez, hombre clave en las maniobras para sacar el dinero de Suiza con destino a Sudamérica y a Estados Unidos una vez que Baltasar Garzón judicializó la investigación, dio una explicación bastante surrealista de por qué Bárcenas recurrió a un testaferro para intentar poner a salvo fuera de Europa su fortuna en el país helvético. La culpa, dijo ante el juez, fue de la prensa, porque en realidad él no pretendía ocultar que era el verdadero titular del dineral que se escondía tras la fundación panameña Sinequanon. «En febrero del 2009 me pidió que si podía hacerle algunas gestiones con sus bancos en Suiza porque se sentía perseguido; me dijo que no podía hacerlas él mismo porque tenía a los periodistas encima y estaba con la defensa del caso Gürtel. Tenía una sensación de persecución. Estaban en la puerta de su casa todos los días. Era obvio que estaba siendo perseguido y acosado», justificó el testaferro.

El gestor internacional también intentó explicar algo en principio poco explicable, como que esconder el patrimonio detrás de una fundación en Panamá en realidad era un ejercicio de transparencia. Es más, que esa maniobra no fue idea de Bárcenas, sino que fue una recomendación de los bancos suizos cuando el imputado fue elegido senador por Cantabria en marzo del 2004. «Las fundaciones no pueden recibir transacciones, ingresos y salidas como una empresa. Son de carácter patrimonial. Lombard comentó que el banco estaría más tranquilo que en su nuevo estatus de senador tuviera una fundación en lugar de cuentas personales, que es lo que tenía hasta el momento», abundó.

Sin embargo, no fue especialmente convincente cuando Ruz le preguntó cómo supo que la fortuna de Bárcenas no tenía que ver con comisiones ilegales u otras actividades irregulares. El testaferro llegó a la conclusión de que la fortuna del extesorero era limpia porque la tenía depositada en dos bancos de larga trayectoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Bárcenas perdió 18 millones en bolsa, declaró al juez su testaferro