Alfonso Rueda: «Me casé y me regalaron el reloj de James Bond»

En la distancia corta tiene un aire a Daniel Craig. una suerte de dandi galaico. Durante los últimos cuatro años ha sido la mano derecha del presidente Feijoo, un actor protagonista en la vida política gallega


La Voz

A su manera, Alfonso Rueda (Pontevedra, 1968) es un hombre de acción. No a la manera de James Bond, desde luego, pero sí con algunas características comunes. Ciudadanos expeditivos. De objetivos siempre concretos. En su caso, el último ha sido llevar a Alberto Núñez Feijoo a la presidencia de la Xunta, faena que consiguió hace solo unas semanas por segunda vez.

Hay algo en Rueda que evoca de alguna manera la estética del popular espía británico. Elegante, de trato agradable en la distancia corta y con esa sensación de saber siempre lo que quiere. Se declara de hecho seguidor del personaje que Ian Fleming parió hace más de medio siglo. De la saga cinematográfica, eso sí, no de la literaria. «Me gustan mucho las películas, la verdad. Le gustaban mucho a mi padre, y cuando empecé a tener edad de ir al cine, pues las seguí bastante».

¿La explicación del éxito? «Las pelis son muy entretenidas, y eso es una garantía. Siempre empiezan con muchísimo ritmo y además, aunque cambie el actor protagonista, existen unas señales de identidad que permanecen en el tiempo y resultan atractivas para el público: el martini seco, Moneypenny, los gadgets, las chicas Bond... Ahí reconoces muchas cosas, sobre todo los gustos de la gente. Resulta gracioso comprobar cómo cosas que hace 30 años eran supermodernas hoy parecen antediluvianas», explica.

El dirigente popular asegura que la saga Bond ha generado tendencias de moda y de consumo prácticamente desde su creación, un factor que sin duda parece haber contribuido a su éxito mundial. Y alude a una anécdota personal para sustentar esta reflexión: «Cuando me casé, mi mujer me regaló el reloj de James Bond, que era un Omega y que lo vendían como tal. Aún lo uso normalmente, lo que demuestra esta contribución. Y eso les pasa con los relojes, las motos, lo coches... Las marcas han recurrido a las películas de Bond para promocionarse».

De todos los actores que han dado vida al popular espía se queda con el que seguramente ha tenido menos reconocimiento: Pierce Brosnan. Le gusta su imagen y la forma en la que consiguió representar al hijo literario de Ian Fleming. «Seguramente Brosnan era el que mejor encarnaba el personaje, esa estética de gentleman. De todos modos, me gustaban todos en general: Sean Connery, Roger Moore...». ¿Y su coetáneo Daniel Craig, también nacido en el 68? «Es un Bond distinto y más arriesgado. Es el más reconocible por la gente normal. Cuando lo vi en la primera me dije: "Huy, a lo mejor este no dura mucho". Pero no ha sido así, le ha cogido el truco al personaje», argumenta.

Una generación de éxito

Sobre su generación, esa que hoy frisa los 45 y que ha asumido puestos de gran responsabilidad otrora reservados a gallegos más veteranos, Rueda precisa que combina preparación y experiencia. El político pontevedrés asegura que su generación accedió al mercado laboral en un momento delicado, la crisis de principios de los 90, vivió el cambio político que supuso la llegada de Aznar, los años de bonanza... «Digamos que hemos vivido experiencias constructivas y hemos ido evolucionando con esas etapas de España». Ha sido además una generación plenamente adaptada a la era digital. «La nuestra ya ha estado plenamente identificada con los temas informáticos y otros asuntos de formación importantes en el mundo actual. Lo cogimos a tiempo». Como Bond. Siempre en el lugar adecuado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Alfonso Rueda: «Me casé y me regalaron el reloj de James Bond»