Unos 150 políticos y técnicos están imputados en Galicia en 34 casos

Carlos Punzón
carlos punzón REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Pokémon sucede a otras nueve grandes operaciones judiciales

01 oct 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Operaciones judiciales como la de los casos Pokémon, Carioca, Campeón, Torre, Orquesta, Paneles, Rey, Arena, multas, Gondomar o Gürtel han disparado el paso de políticos gallegos por los juzgados. Pero sus protagonistas conforman solo una parte de la larga nómina de imputados entre la clase política en Galicia. Al menos, 157 políticos a los que se suman funcionarios, técnicos y particulares ligados a los anteriores en distintos sumarios, están sujetos a imputaciones en 34 casos en los que esperan a ser juzgados o que se archiven las sospechas que los mantienen en la lista negra.

Grandes casos

El caso Campeón era hasta ahora el de mayor relevancia, al generar la imputación del exministro José Blanco (PSOE), y de los ya exparlamentarios Fernando Blanco (BNG) y Pablo Cobián (PP), además del director del Igape, Joaquín Varela, y su subdirector Carlos Silva, entre una veintena de implicados en la pieza principal de la causa.

Antes, un centenar de policías irrumpían en la Costa da Morte, a tres meses de las elecciones municipales del 2011, con la llamada operación Orquesta, abierta por supuestas adjudicaciones irregulares de obras. Se les colgó el cartel de imputados a los alcaldes de Fisterra, José Manuel Traba (PP); Mazaricos, José Manuel Santos (PP); Corcubión, Francisco Javier Lema (PSOE), y al entonces regidor de Cee, Ramón Vigo (independiente), además de a tres concejales, dos empresarios, una técnica municipal y la empleada de una constructora.

Detenido con igual espectacularidad fue en el 2009 el ahora exalcalde de Castro de Rei, Juan José Díaz, por supuestas irregularidades en adjudicaciones, compartiendo imputación con tres ediles de su corporación.

La trama de la supuesta eliminación de multas en Lugo sigue siendo uno de los sumarios gallegos con más imputados. Hasta 40 personas han sido acusadas, entre ellas el alcalde de Muras, Issam Almagm (PP); el regidor de Pedrafita, José Luis Raposo (PSOE); el ex edil socialista lucense José Rábade, y el ya exsubdelegado del Gobierno en la provincia, Jesús Otero, también involucrado en el caso Carioca, que sigue una supuesta trama de explotación sexual.

La operación Torre, en Ferrol, seguida por supuestas contrataciones fraccionadas para eludir concursos, con un concejal socialista de la pasada corporación y dos técnicos implicados; el caso Arena, que llevó a dimitir al parlamentario del PP Javier Escribano tras ser señalado en un supuesto cohecho a cambio de gestiones en la Xunta, o la Gürtel, con la imputación del exsecretario de Organización del PPdeG, Pablo Crespo, completan la relación de los grandes casos.

Imputaciones colectivas

El alcalde de Lugo, Xosé López Orozco, y su equipo de gobierno en el 2009 están a la espera de que la misma jueza del caso Pokémon resuelva si los juzga por un expediente abierto a un policía local. Las juntas de gobierno de Viveiro del 2006 y 2008, con su alcalde a la cabeza, Melchor Roel (PSOE), y dos técnicos municipales esperan a que se resuelva su imputación por la concesión de diversas licencias. Roel acaba de ser imputado además a mayores por una demanda salarial.

Alfonso Puente (PP), alcalde de Barreiros y su gobierno aguardan también a que se sustancie si la licencia a más de 3.000 pisos debe ser juzgada.