La hija de Eva Cobo acababa de volver de cooperar en África

I. Salazar REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Su padre, Toni Cantó, decidió actuar en el teatro tras conocer la noticia del fallecimiento de su hija en un accidente de tráfico.

31 ene 2011 . Actualizado a las 13:28 h.

«Era una chica estupenda, cariñosa y muy preocupada por ayudar a los demás». Así define a Carlota Cantó, hija de los actores Eva Cobo y Toni Cantó, fallecida el sábado sobre las cinco de la madrugada en un accidente, uno de sus amigos coruñeses. Cantó, de 18 años y su novio, Javier A.G., de 20, sobrino del candidato a la alcaldía de Barcelona Xavier Trias, viajaban en un turismo en el punto kilométrico 100,2 de la carretera C-32, a la altura de la localidad de Cabrera de Mar, cuando de repente una furgoneta invadió su carril, chocando frontalmente con ellos. Ambos perdieron al vida en el acto.

Los amigos de la joven, que vivió en A Coruña hasta los 17 años y estudió en el colegio Eirís, lloraban ayer su trágica muerte y la de su pareja, a la que muchos también conocían. «Le gustaba mucho leer, hacer deporte y salir con los amigos», afirma uno de ellos.

La joven había regresado hace poco a España tras haber pasado una temporada trabajando con una oenegé en varios países africanos, entre ellos Kenia, Etiopía y Marruecos. Otro de sus amigos, que declaró a La Voz que es «difícil creer lo que ha pasado», la describió como una joven «alegre, simpática, muy abierta». Otro afirma que «tenía algo muy especial, estaba muy preocupada por los más necesitados, especialmente de África, le encantaba viajar y siempre tenía en la cara una sonrisa muy característica suya, era una persona en la que se podía confiar», manifestó.