«Tendría que haber habido más socialistas que dijeran no a Zapatero»

Enrique Clemente Navarro
Enrique Clemente MADRID/LA VOZ.

ESPAÑA

Una de las voces más respetadas del PSOE critica que el «sí bwana» predomine desde hace años en el partido, en contra de su cultura política tradicional

19 sep 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

Gregorio Peces-Barba (Madrid, 1938) considera que tendría que haber más dirigentes críticos en el PSOE capaces de decir no a Zapatero cuando no están de acuerdo con sus decisiones, como ha hecho Tomás Gómez. Una de las voces más prestigiosas y respetadas del partido apoya las medidas de ajuste del presidente del Gobierno, que ha tomado «contra sus convicciones, porque tenía que hacerlo, lo que no lo empequeñece, sino que lo engrandece». Pero añade que «a veces tiene ideas de que es capaz de resolver los temas por sí solo».

-Se ha implicado mucho en apoyo a Tomás Gómez. ¿Por qué debe ser el candidato?

-Soy militante de siempre y no me gustan ni las ocurrencias ni los aterrizajes. A Tomás Gómez se le encarga que sea secretario general hace tres años, organiza bien el partido, lo racionaliza, lo pacifica y cuando llega el momento se le dice que no va a ser el candidato. Y a una persona muy competente y valiosa como es Trinidad Jiménez, que está haciendo una estupenda tarea de ministra de Sanidad, se la quita de ahí para meterla en este lío en el que ya estuvo como candidata en Madrid y perdió. Es de sentido común defender las cosas sensatas y racionales y creo que la mayoría de los militantes van a tener esta posición.

-¿Se equivocó Zapatero?

-A Zapatero lo han llevado a eso otras personas. Su único interés, su intención última era ganar a Esperanza Aguirre, pero no comparto que quien solo podía hacerlo era Trinidad Jiménez.