Muere un casco azul en el Líbano mientras jugaba al baloncesto

El cadáver del militar, de 21 años de edad y natural de Lérida, fue repatriado ayer


José Antonio Godia Pi, de 21 años de edad, murió el viernes a las ocho de la tarde cuando jugaba al baloncesto con unos compañeros en las instalaciones deportivas de la base Miguel de Cervantes, en Marjayún, en el sur del Líbano. El joven soldado estaba destinado en calidad de casco azul como integrante de la Fuerza Interina de la ONU en el país mediterráneo.

El Ministerio de Defensa informó de que el militar se desplomó por una parada cardiorrespiratoria mientras practicaba deporte en su tiempo libre, aunque declaró que habrá que esperar a la autopsia para conocer las circunstancias del fallecimiento. Sus compañeros intentaron reanimarlo y al no conseguirlo le trasladaron al hospital de la base, donde las labores de reanimación se prolongaron 40 minutos. Pero el equipo médico tampoco pudo hacer nada por salvarle la vida.

Ayer, a primera hora de la mañana, los compañeros del militar fallecido le rindieron homenaje en la base antes de su repatriación en una breve ceremonia de quince minutos a la que asistió el jefe de la Fuerza Interina de la ONU en el país, el general italiano Claudio Graziano. Graziano entregó al responsable de la unidad del soldado fallecido una bandera de la ONU, que cubrirá su ataúd, y una medalla. Después del reconocimiento, se depositó una corona de flores en el monumento a los caídos del Líbano, situado en la plaza de la base militar, donde se ubica la sede del sector este de la unidad interina de el Líbano, bajo mando español.

Tras la ceremonia, los restos del joven casco azul fueron trasladados en helicóptero al aeropuerto internacional Rafic Hariri de Beirut, desde donde un avión militar procedente de España se encargó de su repatriación. La aeronave con los restos mortales del soldado aterrizó ayer en la base aérea de Zaragoza.

Natural de Lérida, Godia Pi había ingresado en el Ejército de Tierra en septiembre del año 2007 y pertenecía a la especialidad fundamental de Infantería Ligera. El joven catalán se encontraba destinado en el Grupo de Operaciones Especiales III del Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra, con base en la localidad alicantina de Rabasa.

El casco azul Godia Pi se incorporó al noveno relevo de la operación Libre Hidalgo el pasado 20 de agosto, dentro del contingente que la misión de Naciones Unidas tiene desplegado en el Líbano, Finul. Esta era la primera vez que participaba en una misión en el exterior.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Muere un casco azul en el Líbano mientras jugaba al baloncesto