Casado reclama unidad en el PP tras presentar unas listas en las que lamina a los sorayistas

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo BAreño MADRID / LA VOZ

ELECCIONES 2016

Presentación en Madrid de los cabeza de lista del PP para el 28A
Presentación en Madrid de los cabeza de lista del PP para el 28A Víctor Lerena | EFE

Justifica la renovación de más de un 70 % de las candidaturas para «garantizar nuestra existencia histórica»

16 mar 2019 . Actualizado a las 17:38 h.

«Somos un partido unido, que no pierdan el tiempo en intentar dividirnos». El líder del PP, Pablo Casado, llamó así al cierre de filas en su formación después de presentar unas candidaturas a las elecciones generales que suponen de hecho la laminación casi total de los dirigentes del partido que apostaron por Soraya Sáenz de Santamaría en el congreso que le otorgó a él el liderazgo.

Más del 70 % de los cabezas de lista han sido renovados respecto a las generales del 2016, en unas candidaturas firmemente controladas desde Génova,. El sorayismo desaparece del PP, aunque sí se libran de la purga quienes apostaron primero en el congreso por María Dolores de Cospedal y luego se pasaron a las filas de Casado, como los ex ministros Rafael Catalá e Isabel García Tejerina.

En presencia de todos los números uno de las listas del PP, Casado justificó ese vuelco de candidatos afirmando que él había sido elegido en las primarias tras confrontar su proyecto con el de «otros liderazgos y equipos». Y aseguró que lo que ha hecho es imponer una «renovación para garantizar nuestra existencia histórica», aunque añadió que «nadie queda descolgado» porque habrá sitio para todos en el Senado y en las europeas.

Esa renovación no supone en muchos casos la llegada de caras nuevas, sino el regreso de algunas figuras destacadas de la etapa de José María Aznar que se enfrentaron abiertamente con Mariano Rajoy, como la número uno por Barcelona, la madrileña Cayetana Álvarez de Toledo, que sustituye a la portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat, y a la que Casado dio gran protagonismo en la presentación de las listas.

«Es el momento más crítico de nuestro sistema democrático desde 1978», señaló la candidata, que aseguró que «España solo seguirá unida y democrática con un Gobierno liderado por el PP». ¿Por qué me presento yo por Barcelona?», preguntó. «Porque el PP es una impugnación del proyecto nacionalista que consiste en convertir a nuestros conciudadanos y vecinos en extranjeros», se respondió ella misma. 

El líder del PP aprovechó también el acto para marcar las líneas de la campaña electoral de los populares. Además de atacar al Gobierno de Pedro Sánchez, cargó contra Ciudadanos al hablar de «la regeneración que acaba en pucherazos», y contra «los partidos que no aparecen y solo se mueven en redes sociales», en referencia a Vox y a su líder, Santiago Abascal.

Abascal en el vídeo de la Reconquista de Vox, la cerdita Peggy en el del voto útil contra Vox y el anuncio del canal de Podemos en WhatsApp

Los partidos buscan el anonimato de sus mensajes en la batalla en redes

CÉSAR RODRÍGUEZ

Quedan más de 40 días para las generales. Los partidos aún no tienen listas cerradas ni cabezas de cartel en todas las provincias. Tampoco han desvelado sus lemas o cerrado sus estrategias, pero empiezan a revelar algunas de sus armas tecnológicas para conseguir influir en los electores.

Los canales se diversifican. Lo habían pronosticado expertos y analistas como David Varona, colaborador de la Universidad Oberta de Catalunya: «La batalla se desplaza a las plataformas de conversación privadas, que es donde va a estar la difusión de noticias que buscan la viralidad más agresiva».

Seguir leyendo