Ciudadanos divide al PP en buenos y malos y salva del veto a dirigentes como Feijoo

El presidente gallego considera «poco democrático» que se rechace al más votado


Vigo / La Voz

Ciudadanos persiste en su estrategia de tratar de que cale hasta en el PP la idea de que Mariano Rajoy es el tapón que imposibilita cualquier probabilidad de llegar a un pacto de gobierno si las urnas abren matemáticamente el día 26 esa posibilidad. Tras vetar directamente al líder de los populares, al declararlo como un político «que no es de fiar», Albert Rivera y sus dirigentes más cercanos se entregaron el viernes con intensidad a tratar de dividir a la formación de Rajoy en buenos y malos, y en ajenos a la corrupción o sospechosos de no haberle hecho frente.

Pese a hacerse de rogar asegurando no querer especular sobre el nombre de un cargo del PP con el que C’s no tendría problemas para pactar, y después de negar que esté anunciando vetos, tampoco otorgó posibilidades de acuerdo con la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en caso de que ella sustituyese a Rajoy al frente del PP.

«Exigiremos regeneración» dijo, para a continuación indicar que tiene una relación «cordial» con el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, y con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, como también en el caso del PSOE, con la andaluza, Susana Díaz. Y fue más allá para abrir brecha, diciendo que «hay gente en el PP que quiere renovar el partido», para señalar a Cifuentes como «persona libre y valiente que ha aceptado el encargo de regenerar el partido en Madrid».

Y si Rivera trató de entrada de no manifestarse sobre nombres concretos de dirigentes populares, su cabeza de lista por Barcelona, Juan Carlos Girauta, no tuvo ningún problema en definir con quién pactaría C’s y con quién no. Entre los que recibirían el visto bueno para sentarse a hablar el dirigente de Ciudadanos citó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo.

Girauta incluyó en el mismo grupo de potenciales líderes del PP con los que podrían pactar a los ministros en funciones Ana Pastor y Alfonso Alonso, reiterando sus bendiciones también a Casado y a Cifuentes y su rechazo a Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal. Es más, al candidato catalán adelantó que a C’s no le valdría nadie del «equipo» del presidente Rajoy.

Otros nombres

Tras recorrer el centro de Vigo en un paseo electoral, el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijoo, rechazó dar por buenas las disquisiciones de Ciudadanos sobre el futuro político de cargos de su partido, advirtiendo de que el partido de Rivera lo que pretende es dividir al PP. «La estrategia de dividir lo que está unido es un muy antigua, pero no es lo que ocurre en el Partido Popular», dijo.

Feijoo contrapuso la unión que, asegura, vive el PP con la fractura que ve en el PSOE. «Nuestro candidato es el que los españoles han elegido hace seis meses con siete millones y medio de votos», señaló. «Pedir que se vaya al que votan más, no es democrático», insistió el presidente.

Cuadros del PP como el ministro del Interior, Jorge Fernández, o el portavoz, Rafael Hernando, también arroparon a Rajoy frente a la estrategia de C’s, señalando el primero que la «vetocracia» forzará a España a unas terceras elecciones generales, mientras que el segundo pidió a Rivera que «no disfrace su campaña a favor de Sánchez con una especie de fobia hacia Rajoy».

Las luchas internas de Ciudadanos en Galicia llegan al ministerio fiscal

La Fiscalía Superior de Galicia ha remitido a la provincial de A Coruña una denuncia presentada por un particular a raíz de un enfrentamiento dialéctico surgido en Facebook entre un militante de Ciudadanos coruñés y un excompañero de partido de Pontevedra expulsado antes de las elecciones generales de diciembre.

Fuentes judiciales oficiales señalan que la denuncia todavía no ha sido estudiada por la fiscalía provincial, aunque se estima que como en el 99,9 % de los casos será objeto de una apertura de diligencias informativas para decidir su posterior archivo o conversión en denuncia por parte del ministerio público.

El enfrentamiento surgió a raíz de un mensaje crítico hacia su partido del anterior diputado de C’s por A Coruña, Antonio Rodríguez, que fue secundado por el militante pontevedrés expulsado acusando a una de las candidatas de Galicia de ser una «mafiosa». Dicho calificativo fue afeado por el afiliado coruñés, reprochando a su interlocutor en la red social tener las mismas pruebas de sus acusaciones que otras que él pudiese formularle.

Sin embargo, las dos personas implicadas en la discusión niegan haber presentado denuncia alguna, achacando el pontevedrés dicha iniciativa a cualquier persona que accediese a la cuenta de Facebook.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Ciudadanos divide al PP en buenos y malos y salva del veto a dirigentes como Feijoo