Una alianza de PSOE y BNG, cerca de obtener el gobierno en tres ciudades gallegas

ELECCIONES 2020

La socialista Inés Rey le arrebata un edil más a Marea Atlántica, mientras Ferrol en Común y Compostela Aberta recuperan posiciones, aunque no frenan el trasvase a los socialistas

26 may 2019 . Actualizado a las 17:18 h.

El baile de concejales se amplía a casi todas las ciudades a medida que avanza la campaña electoral, con la excepción de Vigo, donde Abel Caballero continúa con su progresión, pero con los mismos concejales: 20 de 27. El tracking diario que elabora Sondaxe para La Voz apunta a una estabilización de la estimación de voto de los dos principales partidos, PP y PSOE, a la vez que se consolida la presencia del BNG en casi todas las urbes con más de un representante. Es más, una reedición de la alianza clásica entre los socialistas y el Bloque estaría muy cerca de darle automáticamente el gobierno en tres ciudades: Lugo, Pontevedra y Santiago. Y también se empezaría a esbozar esa posibilidad en A Coruña, donde tanto la socialista Inés Rey como el nacionalista Francisco Jorquera ganan un concejal más con respecto al tracking anterior, en detrimento de Marea Atlántica y de Ciudadanos.

El Partido Popular mantiene la curva ascendente en Ferrol, mejorando ocho décimas su nivel de apoyo, pero el retroceso que sufre Ciudadanos, al perder uno de los dos concejales, deja a Rey Varela a las puertas de poder sumar con esta alianza la mayoría absoluta que necesita para ser investido. En el resto de las ciudades, el PP reedita los mismos resultados en escaños, con repuntes en Ourense y Santiago.

El único movimiento destacado del PSdeG lo protagoniza Inés Rey en A Coruña, insuflada de ánimo al recibir este martes el respaldo a su campaña con la visita del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. La candidata socialista a María Pita gana un concejal y se sitúa en 10, ampliando además la brecha con Marea Atlántica, que pierde un edil y se quedaría en seis. La progresión de los socialistas en Santiago, Ferrol y Ourense y Pontevedra se detiene, al contrario de lo que ocurre en los lugares donde ostenta la alcaldía, Lugo y Vigo, que se anotan tendencias al alza. Lara Méndez avanza medio punto y Abel Caballero parece llamar a las puertas del concejal número 21 al obtener el 68 % de la estimación de voto.

Las candidaturas de las mareas muestran un comportamiento desigual en el tracking. En Santiago y en Ferrol recuperan posiciones, y tanto Martiño Noriega como Jorge Suárez ganan sendos concejales. Marea Atlántica, en cambio, pierde el concejal número siete, mientras Lugonovo no obtendría representación en la ciudad de las murallas. En lo que coinciden es en la fuga de votantes hacia el PSOE. Ferrol en Común trasvasa a los socialistas el 21,6 % de los electores que tuvo en el 2015, Compostela Aberta transfiere el 21 % y Marea Atlántica, el 18,5 %. Y eso no se ha conseguido atajar en estas semanas.

La principal novedad del BNG es que salvo en Ferrol -donde solo tendría un concejal-, entra en todas las corporaciones urbanas con varios representantes. En Ourense y Vigo, donde no está en este mandato, irrumpe con dos, los mismos que en A Coruña y Santiago. En Lugo, Rubén Arroxo consolida los cinco, y Lores se aleja un poco más de la mayoría absoluta al ceder otro escaño en Pontevedra y quedarse en 11, uno menos que ahora.

Ciudadanos pierde fuelle en casi todas las ciudades. Los últimos movimientos le arrebatan un escaño en A Coruña, Santiago, Ourense y Ferrol, con el añadido de que, en esta última ciudad, impide que pueda sumar con el PP para darle el gobierno a la derecha. En cambio, mejora su posición en Lugo y Pontevedra.

Este es el análisis ciudad a ciudad:

Vigo

La única ciudad sin cambio de ediles... pero Caballero sigue subiendo

El de Vigo es un caso aparte en la encuesta. Primero, porque mantiene la única mayoría absoluta entre las ciudades gallegas, y además muy abultada para el PSOE, con 20 ediles sobre 27, sin que se mueva desde el primer día. Pero si se mira la estimación, se advierte que Abel Caballero no ha encontrado aún el techo: tiene ya un 68 % de los votos.