Lo que hay que saber de la selectividad

Solo hace falta DNI y bolígrafo, se puede llegar hasta media hora tarde a un examen y el móvil está prohibido

Varios bolígrafos, agua y líquido corrector son algunos de los objetos más repetidos en la mesa. Se puede llevar reloj, pero no inteligente
Varios bolígrafos, agua y líquido corrector son algunos de los objetos más repetidos en la mesa. Se puede llevar reloj, pero no inteligente

Redacción / La Voz

Apenas quedan unas horas para que comience la selectividad, una prueba fácil de aprobar pero muy exigente para obtener nota. Hoy seguro que en muchas casas hay dudas sobre asuntos básicos del examen.

¿Qué tengo que llevar al examen? ¿Y de los demás días?

El DNI y un bolígrafo azul o negro imborrable; al menos mañana no se necesita nada más. Allí se repartirán las etiquetas a cada uno, etiquetas con unos códigos de barras que aseguran el anonimato del alumno. Esas sí hay que llevarlas los siguientes días; muchos estudiantes se las olvidan en casa, así que el consejo de los veteranos es guardarlas en la funda del móvil (que nunca queda atrás). El jueves habrá que sumar las calculadoras (si se acude a Matemáticas) o los diccionarios (para Latín y/o Griego) así como el material necesario para Dibujo Técnico. Muchos alumnos llevan varios bolígrafos, agua, correctores líquidos, relojes (no valen los smartwatch) y otras cosas. La CIUG tiene instrucciones sobre esto, pero hay que tener claro que los vigilantes del examen tienen potestad para revisar todo el material y retirar aquel que consideren.

¿A qué facultad/instituto me toca ir?

Cada centro informa a su alumnado del lugar donde se hace la prueba y una vez allí, en la charla inicial de las nueve de la mañana, ya se distribuyen las aulas. Para quien no recuerde el lugar, en la web de la CIUG hay un enlace con las sedes y los institutos y colegios que les tocan.

 Si se me olvida algo, ¿qué puedo hacer?

En cierto sentido la selectividad es una prueba de madurez. Aunque el aula hay un profesor de cada uno de los centros que envía alumnos, estos docentes hacen una función de apoyo emocional. Por eso, es conveniente repasar la mochila antes de salir o esperar que haya alguien en casa que lleve a toda prisa lo que falta. Pero el primer día solo se necesitan dos cosas: DNI y boli.

¿Cuál es el primer examen?

Lengua es el primero, a las 10.00, pero hay que estar a las 9 para recoger las etiquetas y ver qué clase se asigna. Hora y media de examen, y acaba a las 11.30. A las 12.00 va Historia de España, que termina a las 13.30. Llega la pausa del mediodía y hay que volver a las 15.30 para Lingua, que termina a las 17. Media hora después llega la Primera Lengua Extranjera. Así que el primer día se termina a las 19 horas, porque todos los exámenes son obligatorios. El horario completo está colgado en la web de la CIUG.

¿Puedo llegar tarde a algún examen?

Durante la primera media hora de cada examen nadie puede salir del aula. El objetivo es que si un alumno se atrasa pueda entrar; si alguien hubiese salido esto no estaría permitido, porque podría haberle contado qué entra. El alumno que llegue tarde tiene que acabar a la vez que sus compañeros, es decir, dispondrá de menos tiempo para la prueba.

 

¿Puedo llevar el móvil? ¿Se puede usar entre exámenes?

Sí se puede llevar, pero no al pupitre. Se dejan en las mochilas apagados (o sin volumen) y hay que tener en cuenta que quedan todas en un enorme montón. Entre exámenes sí se puede usar, y de hecho muchos padres y madres esperan una llamada rápida para decir qué tal ha resultado la prueba. Pero solo hay media hora entre una y otra asignatura (al mediodía no, hay un descanso).

¿Se puede pedir ayuda?

Los profesores que están en los exámenes son especialmente sensibles con los nervios de los alumnos. Por eso ayudan en lo que pueden, que es poco. Sí se puede aclarar algo, pero que nadie sueñe con una pista.

¿Puedo ir a comer a casa?

El primer día hay dos horas entre Historia y Lingua. Sí, se puede comer en casa, o donde se quiera. Lo habitual es quedarse con el grupo y tomar un bocadillo. Los demás días, como suele haber más tiempo entre examen y examen, sí es común volver a casa.

¿Y si me quedo dormido/a?

El primer día mejor que no ocurra. Y el segundo a primera hora (que es el quinto examen de la fase general, la asignatura propia de cada bachillerato) exige la presencia (sino es un cero en la nota). En las materias voluntarias acudir o no al examen es potestad del alumno.

¿Cuándo se saben las notas? ¿Las envían?

El viernes que viene (día 21 de junio) a partir de las ocho de la tarde. Normalmente desde las seis ya suelen estar colgadas en la web (cada alumno tiene un usuario y contraseña en la web de nerta. Las notas se mandan al correo electrónico, pero pocos esperan a que les lleguen.

La selectividad, cada vez menos habitual

Sara Carreira

La prueba común decae frente a los criterios propios de cada universidad

El acceso a la universidad es, en general, una opción de cada facultad. Es lo que ocurre cada vez con más frecuencia en Occidente. En Asia, en cambio, sí se mantiene un examen único:

con selectividad en la ue

Alemania. El Abitur es un examen conocido por su dureza, con pruebas orales y escritas. En Alemania acuden a la universidad pocas personas, ya que existen filtros durante toda la enseñanza. Para estudiar en la universidad pública se exige el alemán.

Austria. Es un proceso similar al alemán, con un examen conocido como Matura. Esta prueba se hace en el centro de estudios de cada alumno y son tres o cuatro exámenes escritos; completados con cuatro entrevistas que se hacen un mes después, en junio. Como alternativa, los alumnos pueden escribir un ensayo, que deben presentar ante un tribunal.

Seguir leyendo

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Lo que hay que saber de la selectividad