«A los profesores podemos pedirles más esfuerzo, pero más tiempo es imposible. Hay que liberarlos»

Pablo Lara es director del área de educación del Grupo Planeta, que provee de contenidos el libro digital E-Dixgal, iniciativa puesta en marcha por la Xunta

.

REDACCIÓN / LA VOZ

La iniciativa del libro digital E-Dixgal, puesta en marcha por la Xunta, cuenta con un nuevo proveedor de contenidos, aulaPlaneta. Pablo Lara presentó ayer en Santiago estos recursos.

-¿Qué materiales va a incorporar Planeta a E-Dixgal?

-Son unos 20.000 recursos curriculares, entre 5º de Primaria y 2º de Secundaria, y unos 400.000 recursos no curriculares interactivos, textos, artículos, vídeos, audio y diferente tipo de contenido que busca motivar al alumno, empoderar al profesor y hacer un poco más acorde la educación al siglo XXI. No es un cambio de contenido de papel a digital.

-¿Qué le parece el proyecto de la Xunta para digitalizar la educación?

-Admiro su valentía y su compromiso. No he visto a nadie con la voluntad y y la capacidad técnica para llevarlo a cabo todo a la vez: contenido, conectividad, formación, dispositivos... En otros sitios hay miedo a romper el statu quo: hay un lobby de industria tradicional de libro de texto en papel que es difícil de mover.

-¿Cómo es el equipo que desarrolla este tipo de contenidos?

-Tenemos un equipo pedagógico que entiende muy bien las metodologías que puede aplicar el profesor en el aula, aunque él es el que elige: si hablamos de la Revolución Francesa hay datos que hay que memorizar, pero si queremos explicar los procesos hay que hacerlo de otra manera. Luego hay un proceso de producción editorial que es largo y complejo, pero estando muy cerca de los centros educativos. Los que trabajan con nosotros fuera de E-Dixgal, que son unos setenta, reconocen el acompañamiento que hacemos.

-Pero no todas las aulas son iguales, porque dependiendo del entorno (rural o urbano) o del perfil socioeconómico de la población pueden existir diferencias.

-La gran ventaja del digital es la posibilidad de adaptar y personalizar a las capacidades del colegio, del alumno o del profesor. Nosotros a cada profesor le damos acceso a todas las asignaturas, no solo a una. Así puede trabajar de forma tradicional, tema a tema, o puede hacerlo a través de un buscador. Por ejemplo, voy a hacer un proyecto del 11-S, lo pongo en el buscador y me salen todos los contenidos relacionados, curriculares, no curriculares, vídeos, artículos periodísticos... A nivel alumno, el profesor sabe mejor que nadie en qué punto está cada uno de ellos, unos necesitarán potenciar las derivadas, otros los conjuntos...

-¿Les cuesta a los profesores adaptarse?

-Como en todas las profesiones. A los profesores les podemos pedir más esfuerzo, pero más tiempo es imposible. Tenemos que ayudarles con unos recursos que les permitan liberar tiempo. Hay una teoría que dice que el profesorado es como un lapicero: está la punta, que escribe muy bien y es perfecta y son los más punteros; está la madera, que es muy difícil de permear y de convencer; pero luego está la pieza metálica, que es muy difícil de doblar, y la goma, que son los que borran. Es una metáfora pero en todos los países es igual.

-¿Hay recursos específicos para el móvil?

-Están adaptados al smartphone y muchos centros con menos recursos trabajan a través del móvil. Pero no es necesario que cada alumno tenga una tableta.

-¿Cuál es la última innovación en la forma de enseñar?

-Hace poco estuvimos en Londres en el Bett, que es la feria de innovación educativa más importante del mundo, y vimos mucho de realidad aumentada, drones, robótica... Te enseñan vídeos de alumnos con gafas RA trabajando y viendo a través de ellas cómo es el cuerpo humano. Está muy bien, pero hoy en día es difícil de llevarlo a cabo. Veo más viable las herramientas de aprendizaje adaptativo; nosotros tenemos un motor de matemáticas que entiende muy bien cómo es el alumno y en función de dónde tiene más carencias va adaptando los problemas.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

«A los profesores podemos pedirles más esfuerzo, pero más tiempo es imposible. Hay que liberarlos»