Cantabria, un curso sin Semana Santa

La comunidad traslada las vacaciones de primavera a la primera semana de mayo

Vacaciones en Galicia y Cantabria para el curso 2017/2018 Vacaciones en Galicia y Cantabria para el curso 2017/2018

Santiago / La Voz

Cuatro evaluaciones. Una semana de vacaciones cada dos meses y jornada reducida en junio y septiembre para infantil y primaria. La revolución escolar en Cantabria continuará el próximo curso. Lo hará sobre la base de la actual programación, en la que se establecieron cinco períodos lectivos con una semana de descanso entre ellos. ¿Por qué? Porque supone una «racionalización» y un «mayor bienestar físico y emocional de los niños». Lo explicaba el consejero de Educación cántabro, Ramón Ruiz. Sin embargo, se han realizado ajustes. Las cinco evaluaciones se quedarán en cuatro -la primera tendrá lugar a principios de noviembre y servirá para que los docentes puedan tomar medidas correctoras sobre la evolución del alumno de ser necesario- y secundaria y bachillerato no tendrán jornada reducida en septiembre y junio.

Los períodos de descanso se han fijado del 30 de octubre al 3 de noviembre, Navidad, del 22 al 27 de febrero y del 30 de abril al 4 de mayo. Es decir, las vacaciones de primavera se desvinculan de la Semana Santa (aunque los pequeños no tendrán clase ni Jueves ni Viernes Santo) y se trasladan a la primera semana de mayo.

Este año, el descanso se produjo justo después de los días festivos. Ese es precisamente el modelo que los sindicatos CC.OO y CIG defienden para Galicia, en la que se han propuesto hasta cuatro modelos de calendario escolar. La consellería ha apostado por el continuismo. Así, el curso comenzará el 11 de septiembre en abril y primaria y el 15 en secundaria y bachillerato. Las vacaciones de Semana Santa se han fijado entre el 24 de marzo y el 2 de abril.

UGT, por su parte, diseñó un calendario más próximo al modelo cántabro, en el que las vacaciones de primavera pasarían a fijarse todos los años en los diez primeros días de abril.

Anpe se decantó por un modelo semejante al que han aplicado en Asturias: marcar un puente largo a principios de noviembre y mantener las vacaciones de Semana Santa. Eso contribuiría a equilibrar los tres trimestres en los que se divide el curso escolar, que tendrían 68, 54 y 56 días.

En realidad, en las distintas comunidades autónomas prevalecen principalmente dos modelos: el que ha escogido Galicia, de fijar las vacaciones tras la segunda evaluación desde el lunes anterior a los festivos de Semana Santa, y el que opta por que el período de descanso arranque el Jueves Santo y se prolongue durante la siguiente Semana. Como Galicia funcionan Madrid, Cataluña y Andalucía, por ejemplo. El otro modelo ha sido aplicado por Castilla y León, Aragón y Comunidad Valenciana.

Cantabria, Asturias y el País Vasco difieren. La primera ha puesto patas arriba todo el calendario. La segunda equilibra los períodos con un puente largo en noviembre. Y la tercera da libertad a los centros para fijar sus calendarios dentro de unos mínimos: del 29 de marzo al 2 de abril habrá vacaciones.

Votación
21 votos
Tags
Comentarios

Cantabria, un curso sin Semana Santa