Greenalia gana 5,2 millones en seis meses con la planta de biomasa y cinco parques eólicos

F. Fernández LA VOZ

ECONOMÍA

La empresa gallega de renovables mantiene sus inversiones en Galicia pese a que el Gobierno le recortará beneficios por la venta de energía en el mercado mayorista

07 oct 2021 . Actualizado a las 21:37 h.

La empresa gallega de renovables Greenalia ganó durante el primer semestre del año 5,2 millones de euros, frente a los 600.000 euros obtenidos durante el mismo período del 2020, según datos que acaba de hacer públicos el director financiero de la compañía, Antonio Fernández-Montells.Y todo gracias a la explotación de seis proyectos en operación comercial: la planta de biomasa de Curtis y cinco parques eólicos. Todos ellos venden su producción al mercado mayorista, pero solo tres se verán afectados por el recorte de beneficios aprobado por el Gobierno para recuperar parte del sobrecoste que perciben las compañías generadoras por el impacto de los precios del gas natural. Fernández-Montells no puso cifra a ese impacto económico; de hecho, le restó importancia porque, recordó, se trata de una minoración temporal, durante seis meses, para unos proyectos que tienen una vida útil de veinte años. De hecho, a diferencia de empresas como Iberdrola, que ha anunciado que paraliza nuevas inversiones renovables en España a la luz de ese recorte de ingresos, Greenalia mantiene su apuesta inversora y se prepara para empezar a construir tres parques eólicos más en Galicia con una inversión de 120 millones y que darán empleo durante la fase de ejecución a un millar de trabajadores de subcontratas gallegas, según el director financiero del grupo, presidido por José María Castellano.

Sin embargo, Greenalia confiesa su preocupación por el incremento de los precios de la electricidad en el mercado mayorista, sobre todo, señaló Fernández-Montells, por su impacto en la competitividad de la industria electrointensiva de la comunidad. En este sentido, avanzó que la empresa sigue negociando con fábricas de ese segmento para ofrecerles contratos de compra venta de energía a largo plazo (PPA), a precios que podrían rondar los 40 euros el megavatio hora, o sea, cinco veces inferior al que arroja estos días el mercado mayorista. «Estos instrumentos [en referencia a los PPA] son una solución para la industria gallega, más cuando tenemos un recurso eólico que nos permite ser más competitivos», manifestó.

Fernández-Montells destacó la compra, en julio pasado, de dos proyectos en desarrollo en Estados Unidos, que suponen la internacionalización de su negocio, hasta ahora centrado en Galicia. Se trata de un parque fotovoltaico en Texas de 670 megavatios vinculado a un proyecto de almacenamiento con baterías de 170 megavatios. El director financiero avanzó que siguen de compras y que están estudiando la adquisición de otros proyectos en Estados Unidos.