Paro total en Alcoa y en A Mariña, con el cierre de todo el comercio

Empresa y sindicatos retoman hoy la negociación el ERE


viveiro / la voz

Mientras Alcoa sigue su doble cuenta atrás para cerrar la planta de Aluminio, día a día y cuba a cuba, los trabajadores intentan hacer presión por todos los medios para frenar el ERE con movilizaciones y otras acciones de protesta. Ayer habían convocado una jornada de huelga en la fábrica de San Cibrao y en las empresas auxiliares. La secundó el cien por cien de la plantilla, cumpliendo, eso sí, los servicios mínimos establecidos. Contaron, además, con el apoyo de todo el comercio de A Mariña lucense y de parte de la hostelería, que echaron el cerrojo adhiriéndose al paro. Alcoa significa mucho para la economía de la comarca y de la provincia.

Durante la mañana, los trabajadores cortaron carreteras en A Mariña quemando neumáticos en varios puntos, mientras la mayoría se trasladaba a Santiago para participar en una concentración ante la Xunta. Allí clamaron por una solución para la fábrica de aluminio primario, la única que queda en España en este momento, y demandaron, «de ser necesaria, la intervención del Estado».

José Antonio Zan, presidente del comité por CC.OO., destacó que «por primera vez en España están unidos en un frente común la patronal y los trabajadores, algo insólito», refiriéndose a las empresas auxiliares, cuyos responsalbes también demandan la continuidad de Alcoa.

A primera hora de hoy, la multinacional ha convocado de nuevo a los representantes sindicales en Lugo, en el restaurante Los Robles, para continuar el período de consultas previo al proceso formal de despido colectivo para más de 500 trabajadores de la planta de Aluminio. El plazo para acordar un plan social para los trabajadores que vayan a resultar afectados por el ERE es de 30 días, porque Alcoa «sigue centrada en el proceso formal de despido colectivo».

Ayer el conselleiro de Economía, Francisco Conde, urgía una vez más al Gobierno a aprobar el estatuto electrointensivo para así fijar un precio competitivo de la energía, «que é o que se necesita agora, neste momento, e iso é competencia exclusiva do Goberno central».

El de ayer en A Mariña fue un día especial, extraño; la jornada tendría que haber estado protagonizada por el metal, pero el del Resurrection Fest, el festival de rock, con 80.000 entradas vendidas, pero hablamos del aluminio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Paro total en Alcoa y en A Mariña, con el cierre de todo el comercio