España ya sabe lo que es vivir sin carbón

La tecnología no aportó ni un solo gigavatio hora al sistema un día: el 14 de diciembre


La Voz

El 14 de diciembre fue sábado, y pasará a la historia del sistema eléctrico nacional. Porque, sin que nadie se diera cuenta, España vivió un día sin carbónRed Eléctrica de España (REE) acaba de confirmar que las centrales térmicas que utilizan ese mineral -en Galicia, hay dos, en As Pontes y en Meirama- no produjeron nada. Y el país siguió funcionando como si nada. Esas plantas están viviendo el peor año de su historia y, seguramente, el último. Según datos de REE, la producción con carbón ha caído este ejercicio un 68 % en relación al anterior. El motivo principal, que están fuera de mercado, es decir, no logran vender la electricidad de lo cara que es. El carbón ha dejado de ser un negocio como consecuencia del incremento del precio de los derechos de emisión de dióxido de carbono: la tonelada se cotiza de media a 25 euros, cuando en el 2018 alcanzó los 16.

Antes de la crisis desatada por los derechos de emisión, ya estaba previsto el cierre de la mayor parte del parque de generación con carbón a mediados del 2020. Pero la situación precipitará la clausura de dos centrales de Endesa, una de ellas, la de As Pontes.

REE avanzó que, por contra, el 2019 se despedirá con un 10 % más de potencia renovable instalada en el sistema con la entrada en funcionamiento de casi 5.000 nuevos megavatios verdes. De esta manera, las energías limpias representan ya el 49,3 % de la capacidad de generación en España. La instalación de solar fotovoltaica se ha disparado un 66 % y suma ya 7.800 megavatios. La eólica ha incorporado 1.600 nuevos y finalizará el año por encima de los 25.200. El operador del sistema destaca, en su avance de cierre de año, el estreno del molino eólico marino español, en la isla de Gran Canaria.

Las tecnologías en su conjunto han generado este año 261.020 gigavatios hora de electricidad; el 36,8 % fueron renovables. El ciclo combinado aportó el 21,9 %; la nuclear, el 21,2 %; la eólica, 20,6 %; cogeneración, 11,4 %; y la hidráulica, 9 %. El carbón contribuyó solo con el 5 % del total. Es la menor participación de esta tecnología desde que Red Eléctrica tiene registro.

¿Por qué agonizan las centrales de carbón y repuntan las de gas?

f. fernández
La central de carbón de As Pontes, a la izquierda, junto a la de ciclo combinado
La central de carbón de As Pontes, a la izquierda, junto a la de ciclo combinado

Las plantas de mineral pierden dinero por el alza del CO2 y por un impuesto adicional

Producir un megavatio hora de energía eléctrica es el doble de caro en una central de carbón que en una de gas natural (ciclo combinado). Así se desprende de un análisis de costes elaborado por la Axencia Provincial da Enerxía, cuya sede está en el meollo energético de Galicia, en As Pontes. De hecho, se encuentra a un tiro de piedra de las dos centrales térmicas de Endesa, que posee una de cada tecnología. Xosé Manuel Golpe, técnico de la institución especializada dependiente de la Diputación de A Coruña, calculó costes tanto de la materia prima (en el caso del carbón, de procedencia indonesia) como de los impuestos. El resultado es revelador y explica la agonía de las plantas de mineral en los últimos meses. Tanto la de As Pontes como la de Meirama, propiedad de Naturgy, al igual que las del resto del país, están en mínimos de producción y entre enero y septiembre cubrieron solo el 5 % de la generación peninsular, cuando en el 2018 representaron el 13,5 %, según datos de Red Eléctrica.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España ya sabe lo que es vivir sin carbón