La concesionaria de las ITV gallegas gestionará 10 años más las de Irlanda por 700 millones

Applus inspecciona al año en Irlanda alrededor de 1,5 millones de vehículos que le reportan unos ingresos anuales de unos 85 millones de euros


Redacción / La Voz

Applus, la multinacional española concesionaria de las ITV gallegas, está a punto de renovar el contrato para la gestión del servicio de inspección técnica de vehículos en Irlanda por un período de diez años, según le ha notificado la Irish Road Safety Authority a la compañía, quien a su vez lo ha comunicado como hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), al tratarse de una empresa cotizada.

La autoridad en materia de seguridad del Estado irlandés comunicó a Applus que parte de una posición ventajosa, dado que la oferta que ha presentado para volver a prestar este servicio es «económicamente la más ventajosa». De hecho, la Irish Road Safety Authority invitó a Applus a presentarse a la licitación para la inspección de vehículos durante otros diez años, entre julio del 2020 y el mismo mes del 2030, petición que la compañía atendió, presentando su oferta el pasado 7 de marzo. Se hizo dentro de un proceso de restringido de puja, dada la complejidad y las características del servicio.

Para la multinacional española, se trata de un contrato de interés porque forma parte de la división automotive del grupo, que representa el 22 % del negocio de la corporación. Con 4.538 empleados, está en 12 países y precisamente la actividad de esta sección en Irlanda supone el 4,7 % de sus ingresos totales.

Renovar la gestión de las ITV en la isla tendría un valor estimado de unos de 700 millones de euros, según ha publicado el periódico local Irish Time.

Emplea a 900 personas

Applus confía en que en las próximas semanas se proceda a la firma de este contrato, que se mantendría vigente hasta el 2030. De hecho, desde el pasado diciembre, siempre según la prensa irlandesa, la empresa española continúa prestando el servicio, después de que se extendiese el contrato durante un período de seis meses hasta que se resuelva la adjudicación definitiva.

Según los datos disponibles, Applus inspecciona al año en Irlanda alrededor de 1,5 millones de vehículos que le reportan unos ingresos anuales de unos 85 millones de euros. Da empleo a cerca de 900 personas en ese país.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La concesionaria de las ITV gallegas gestionará 10 años más las de Irlanda por 700 millones