Bankia rompe la alianza de bancos que rescató a Pescanova y se va del capital

Pone a la venta el 3,5 % del grupo, al que renuncian los seis grandes socios financieros


vigo / la voz

Bankia se va de Nueva Pescanova. La entidad ha puesto a la venta el 3,5 % del capital que posee en el grupo pesquero, una participación que, según fuentes del mercado, cuenta con varias ofertas de fondos de inversión.

El proceso de colocación del paquete accionarial arrancó ayer y no terminará hasta dentro de unas semanas, aseguran estas mismas fuentes, que descartan que vaya a pasar a manos de alguno de los otros seis grandes bancos que controlan el 77,8 % del capital (Sabadell, Caixabank, Abanca, BBVA, Santander y UBI), tras intercambiar deuda por acciones del grupo pesquero y lanzar una ampliación de capital de 350 millones de euros

La salida de Bankia es un hecho relevante para el grupo pesquero porque supone la ruptura del pool que en el año 2014 constituyeron los siete grandes acreedores financieros para salvar la compañía quebrada un año antes.

Este grupo de entidades, que acuñó el nombre de G7, refundó la Nueva Pescanova que hoy preside Jacobo González Robatto y que acaba de comunicar sus primeros beneficios (289.000 euros) desde la crisis que estuvo a punto de acabar con la compañía y unas ventas en crecimiento, hasta los 1.081 millones al cierre del 2017.

¿Por qué se va Bankia? Desde el entorno financiero, la salida de Nueva Pescanova se explica como parte del proceso de desinversión en participadas necesario ante el inminente proceso de privatización de la entidad rescatada por el FROB.

Pero tal vez la cuestión que más puede inquietar en estos momentos es por qué los otros seis socios financieros no acuden a la compra de ese 3,5 %, como ocurrió el año pasado cuando el Deutsche Bank puso a la venta su participación en la pesquera, que era del 0,46 %.

Aquella fue la primera salida de Nueva Pescanova desde su constitución, en septiembre del 2017 y, en ese momento, el G7 decidió hacer efectivo su derecho de preferencia de compra para evitar la entrada de nuevos socios (el fondo Triton Partners optaba a la compra).

Permanencia hasta el 2020

Cierto es que la compra se hizo sin acuerdo de todas las entidades. Prueba de ello es que solo Sabadell (accionista mayoritario, con el 23,8 %) y Abanca (con un 5,5) participaron en la adquisición de las acciones, junto con los fondos de inversión (muy minoritarios en el capital de la pesquera) Broadbill, Berendina y Auriga Invertors.

Incierto es también el precio al que Bankia quiere vender. Algunas fuentes hablan de 20 millones de euros. De ser así, supondría una revalorización considerable de la compañía, ya que el Deutsche se deshizo de su 0,46 % al precio de 0,25 euros por acción.

Los socios del G7 (pronto G6) tienen el compromiso de permanecer en Pescanova hasta ejecutar todo el plan estratégico. La fecha es el 2020.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Bankia rompe la alianza de bancos que rescató a Pescanova y se va del capital