Arturo Dopico deja R el día que Euskaltel cierra su compra

Junto al consejero delegado sale parte del equipo directivo de la cablera, que inicia ahora su proceso de integración en la vasca

.

Redacción

Cuatro meses después de comunicar al mercado el preacuerdo alcanzando con R para la adquisición de la cablera, Euskaltel cerró ayer el proceso de compra del 100 % de las acciones de la empresa gallega, tras culminar con éxito la ampliación de capital por importe de 225 millones de euros que necesitaba para financiar la operación. Cantidad que se suma a los 600 millones obtenidos gracias a la ampliación de créditos existentes, la contratación de un tramo de deuda institucional por otros 300 millones de euros y la tesorería que tenía Euskaltel, que ha pagado 1.190 millones por R.

Tras formalizar la operación, el reto pasa ahora por integrar ambas compañías que, sin embargo, seguirán operando con marcas diferenciadas y, según el compromiso adquirido por la cablera vasca, con estructuras locales y equipos profesionales diferenciados. Una promesa que ayer reiteró el presidente de Euskaltel, Alberto García Erauzkin, que a través de un comunicado destacó que «la suma de las dos compañías nos permitirá crecer y competir mejor en nuestros respectivos territorios y beneficiará a clientes, empleados y proveedores».

Cambios en la cúpula

Frente al mensaje de tranquilidad lanzado por la cablera vasca, que se ha comprometido a mantener la sede social de R en Galicia y ha reiterado que no piensa reducir su plantilla, ya se conocen los primeros movimientos, que afectan a la cúpula directiva de la cablera gallega. En concreto, al consejero delegado de R, Arturo Dopico, que, consumado el desembarco de Euskaltel, dejará un puesto que ha venido desempeñando en los últimos 17 años. Aunque ninguna de las dos compañías quiso confirmar la información de su salida, asegurando que se trata de un asunto de carácter personal, el directivo se despidió ayer de parte de la plantilla de la operadora. Junto a él, dejaría también la empresa su mano derecha en todo este tiempo, Francisco Rodeiro, director de planificación estratégica y desarrollo de negocio.

Los nuevos dueños de R ya habían dejado claro que, si quería quedarse, Dopico debía amoldarse al nuevo organigrama que diseñan desde Bilbao: «Será él quien decida si quiere estar integrado en el nuevo grupo, donde pueda encajar en la estructura, con otra función, o no», advertía el director general de Euskaltel, Fernando Ojeda, en una entrevista con La Voz tras la última junta de accionistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Arturo Dopico deja R el día que Euskaltel cierra su compra