Volkswagen no está sola

patricia baelo BERLÍN / E. LA VOZ

ECONOMÍA

FABIAN BIMMER | Reuters

Alemania amplía las sospechas a 23 marcas tras detectar irregularidades en otros coches

12 nov 2015 . Actualizado a las 20:02 h.

Puede que Volkswagen tarde en reaccionar a la presión de Bruselas, que le ha dado un ultimátum de diez días para aclarar el nuevo capítulo del escándalo de las emisiones, el que afecta al CO2. Pero las autoridades alemanas no pierden el tiempo. Y a la vista de sus pesquisas, puede que el fraude no sea solo cosa de VW.

La Oficina federal de Vehículos Motorizados (KBA), que investiga con lupa las emisiones en más de 50 modelos de automóviles de distintas marcas desde que estalló la tormenta, a finales de septiembre, aseguró ayer haber detectado niveles de gases contaminantes por encima de lo permitido en varios fabricantes. «A partir de los valores brutos analizados hasta el momento, hemos comprobado valores de óxido de nitrógeno [NOx] elevados en distintas condiciones de conducción y ambientales», anunció el organismo en un comunicado.

Las autoridades alemanas, que ya han concluido dos tercios de las pruebas que tenían previsto realizar, no quisieron especificar ni las marcas ni los modelos que han dado positivo en los test. Al contrario, la KBA insiste en que primero comunicará los resultados a los fabricantes y a otras instancias oficiales, para analizar luego los pasos a seguir. «Solo después de eso tendremos resultados concluyentes», con sus respectivas consecuencias legales, argumentó.