Los Presupuestos que cuestiona Bruselas vuelven al Congreso envueltos en bronca

De Guindos y Montoro aclararán hoy en la sesión de control el futuro de las cuentas


madrid / la voz

El bofetón de la Comisión Europea a los Presupuestos Generales que el Gobierno ha diseñado para el 2016, y que el Senado devolvió ayer al Congreso para su próxima aprobación definitiva, le escoció en la jornada de ayer al Ejecutivo, convertido en blanco de durísimas críticas por parte de los grupos de la oposición. Pese al goteo de mensajes en defensa de las cuentas y a la insistencia en asegurar, frente a las dudas de Bruselas, que España cumplirá el déficit -el propio Mariano Rajoy y sus ministros de Economía y de Hacienda lo reiteraron ayer en varias intervenciones ante los medios-, la oposición hizo piña contra unos presupuestos que consideran irreales y electoralistas, amén de papel mojado, por lo que, aprovechando que la UE pide «cambios» y un nuevo borrador «lo antes posible», exigen al Gobierno que los retire.

El choque de trenes que suponen ambas posturas -el PP frente a todo el arco parlamentario- se escenificó durante el pleno del Senado, que aprobó las enmiendas a las cuentas que la próxima semana tendrán, con total seguridad, la luz verde definitiva del Congreso.

Pero la resaca del varapalo propinado el lunes por el comisario de Economía, el francés Pierre Moscovici, promete ser larga, y hoy los ministros de Economía, Luis de Guindos, y Hacienda, Cristóbal Montoro, tendrán que responder, en la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja, a una batería de preguntas registradas por el PSOE y el grupo de la Izquierda Plural sobre el futuro de los polémicos presupuestos del 2016.

UPyD, por su parte, registró ayer una solicitud para que comparezca Montoro y aclare si tiene intención de «rectificar» el proyecto de presupuestos antes de que concluya su tramitación la próxima semana, mientras que desde el PSOE Pedro Sánchez, reclamó que sea el propio Mariano Rajoy el que comparezca.

Defensa de la reforma fiscal

Montoro, por su parte, insistió ayer en que las rebaja de impuestos que entró en vigor este año será precisamente lo que garantice el cumplimiento del objetivo de déficit. «No es que sea compatible, sino que es lo que lo hace alcanzable», destacó, porque la recaudación está subiendo y se suma a la austeridad en el gasto público. También De Guindos aseguró que las posibles desviaciones por parte de comunidades autónomas y Seguridad Social podrá compensarlas el Estado gracias al ahorro en los intereses de la deuda y en las prestaciones por desempleo.

Rajoy: «No estoy de acuerdo. España no incumplirá el déficit»

«No estoy de acuerdo. España no va a incumplir el déficit». Así de tajante se mostró ayer desde Nueva York el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, respecto al dictamen de la Comisión Europea. De hecho, insistió en que desde que él está al frente del Ejecutivo el Gobierno «siempre» ha cumplido, recordando que quién sí ha errado en alguna ocasión ha sido Bruselas.

«Probablemente estaban pensando en otras épocas en que nos desviábamos hasta tres puntos», apuntó Rajoy, señalando directamente a la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero. Y aseguró que tanto su Gobierno como los españoles «están muy tranquilos» porque el país ha recuperado el pulso económico y el empleo, lo que hará que la recaudación crezca y se cumpla el objetivo de déficit, porque España, que en 2012 era «el enfermo de Europa», ahora es el país que más crece, precisamente por las reformas puestas en marcha. Admitió que aún quedaba camino por recorrer, por lo que apeló a las próximas elecciones y a la continuidad de la política del PP, que permitiría crear dos millones de empleos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los Presupuestos que cuestiona Bruselas vuelven al Congreso envueltos en bronca