Pórtico tiene 38 contenedores paralizados en Vigo a la espera de un pacto con el Fogasa

Problemas de liquidez impiden a la empresa retirar con regularidad la mercancía que llega al puerto olívico

La tienda viguesa de Policarpo Sanz es una de las que todavía siguen abiertas.
La tienda viguesa de Policarpo Sanz es una de las que todavía siguen abiertas.

vigo / la voz

Hasta 38 contenedores cargados de mercancía tiene paralizados Pórtico en el puerto de Vigo a la espera de cerrar definitivamente el pacto verbal al que llegó en noviembre con el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). Dicho acuerdo contemplaba el adelanto de 3,3 millones de euros en concepto de indemnizaciones a los 200 trabajadores despedidos como parte del plan de viabilidad para salvar la compañía.

Cuando la dirección de la empresa, tras superar el concurso de acreedores el pasado 6 de mayo, quiso hacer borrón y cuenta nueva, lo que incluía la entrada de un grupo de nuevos accionistas dispuestos a inyectar 2,5 millones de euros, se encontró con la negativa del Fogasa a afrontar su compromiso. ¿Qué había cambiado desde noviembre? El responsable de la entidad en Vigo.

Fuentes próximas a la empresa lamentan que sea la Administración la que esté poniendo en peligro la continuidad de la compañía, que se verá abocada a la liquidación si en lo que resta de mes el Fogasa no cumple la palabra dada. Dicha liquidación implica la desaparición de 181 puestos de trabajo, que se sumarían a los 200 despidos pactados en noviembre. En ese supuesto el Fondo en lugar de adelantar 3,3 millones tendrá que pagar 6.

Las mismas fuentes afirman que no deja de ser paradójico que habiendo personas interesadas en aportar capital para evitar la muerte de una firma gallega emblemática, sea la Administración la que pone las trabas. «Esas personas, como es obvio, no van a poner un euro mientras no se sustancie el acuerdo con el Fondo de Garantía», dicen.

La dirección, por su parte, reconoce que el retraso en la ampliación de capital está provocando problemas de liquidez que, a su vez, son los que les impiden retirar con regularidad la mercancía que llega al puerto de Vigo, fundamentalmente desde Asia y, por tanto, servir con puntualidad a los clientes mayoristas.

La buena noticia es que Pórtico llegó finalmente ayer a un acuerdo con Hacienda, el otro frente que tenía abierto, para devolver los tres millones de euros que le adeuda. Dispondrá de seis años para hacerlo a razón de medio millón por año en sendos pagos semestrales de 250.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Pórtico tiene 38 contenedores paralizados en Vigo a la espera de un pacto con el Fogasa