Rehn reclama a España que siga retrasando la edad de jubilación

Advierte de un agujero de 36.000 millones si no ajusta el retiro con la esperanza de vida

Olli Rehn, ayer durante la rueda de prensa en la que explicó el informe del 2012 sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas.
Olli Rehn, ayer durante la rueda de prensa en la que explicó el informe del 2012 sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas.
Colpisa

La Comisión Europea eleva la presión para que el Gobierno de Mariano Rajoy meta la directa con la reforma de las pensiones. En un amplio estudio presentado ayer, el Ejecutivo comunitario alerta de que los cambios impulsados para aplicar la jubilación con 67 años en el horizonte de 2027 no son suficientes. El informe aboga por acelerar la extensión de la vida laboral ante el agujero de 36.000 millones que afrontan las finanzas públicas a medio y largo plazo. En cuanto a los retos más urgentes, Bruselas recuerda que las arcas españolas siguen en una situación muy delicada e insiste en que los ajustes del 2013 deben cumplirse a rajatabla.

El comisario de Economía, Olli Rehn, desgranó el contenido del pormenorizado diagnóstico sobre la evolución de las cuentas públicas en Europa.

Elaborado con los datos más actualizados, se centra especialmente en los riesgos presupuestarios vinculados al envejecimiento de la población.

El documento maneja proyecciones a 50 años, pero urge a los gobiernos a tomar medidas ya para garantizar la viabilidad de los sistemas de pensiones.

En el caso de España, el llamamiento a anticipar la jubilación a los 67 refuerza las exigencias realizadas en los últimos meses por las instituciones europeas, que consideran fundamental contar con un sólido modelo que no desequilibre las finanzas estatales.

Otro ajuste de 48.000 millones

El informe sostiene que España debe prepararse para un ajuste de 48.000 millones en las próximas décadas, casi el doble que la media comunitaria. Concretamente, desvela que la deuda podría rozar el 100 % del PIB en dos años antes de saltar al 115 % en el 2020.

Dentro de estas estimaciones, el análisis remarca que el gasto del Gobierno en pensiones se disparará en 36.000 millones, una cifra mucho más abultada que los agujeros fiscales que afrontan la mayoría de los países. Ante esta situación, subraya que la reforma en las prestaciones aprobada por Zapatero en el 2011 se queda corta pese a su «positivo impacto» en la evolución de las cuentas.

Los cambios arrancan el próximo 1 de enero y suponen un progresivo aumento en la jubilación hasta llegar a los 67 años en el 2027. Siguiendo la senda trazada, en el 2013 el límite para el retiro estará en los 65 años y un mes. Pese a admitir que las medidas van en la buena dirección, Bruselas incide en que todavía no se ha desarrollado un aspecto crucial del paquete impulsado por Zapatero.

El punto pendiente afecta a una cláusula que alinearía cada 5 ejercicios la edad de jubilación con la esperanza de vida, lo que implicaría anticipar la obligación de trabajar hasta los 67.

Riesgos «perceptibles»

Dado el fuerte impacto presupuestario previsto, la Comisión urge a Rajoy a completar cuanto antes la legislación de su predecesor. «Los riesgos para la sostenibilidad del sistema de pensiones son perceptibles a medio y largo plazo», recoge el estudio antes de recordar que España ya se ha comprometido a retocar una reforma que ni siquiera ha empezado a funcionar. La revisión aparece en el listado de deberes que le impuso la Comisión para este año y que quedaron grabados a fuego en el contrato del rescate bancario.

Estrés en las finanzas

El estudio comunitario indica que las finanzas públicas se enfrentan a un importante «estrés» a corto plazo, lo que obliga a actuar de forma «resolutiva» para reducir el déficit. Rehn dio por buenas estas tesis y añadió que el Gobierno volverá a «territorio seguro» si no afloja con los «sustanciales» recortes previstos. Dice que la brecha fiscal (diferencia entre ingresos y gastos) a largo plazo de España se sitúa en el 4,8 % del PIB, el 1,8% más que el conjunto de la UE.

Según el informe, si España no acomete de manera eficaz los ajustes, la deuda aumentaría del 97,1 % del PIB en el 2014 al 114 % en el 2020 y al 129,4 % en el 2030.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Rehn reclama a España que siga retrasando la edad de jubilación